Su última bocanada


 
Espectáculoz Lunes, 8 Septiembre, 2014 07:00 PM

La esperanza de ver nuevamente en el escenario a Gustavo Cerati, terminó  para miles de fanáticos y la familia del cantante, cuando el despertar que anhelaron para éste, se opacó de tajo con su muerte. No más informes médicos, ni síntomas de reacción, la historia del músico dormido por cuatro años llegó a su fin.  “Comunicamos que hoy, en horas de la mañana, falleció el paciente Gustavo Cerati como consecuencia de un paro respiratorio”, fue el mensaje firmado por el doctor Gustavo Barbalace, director médico de la Clínica ALCLA en Argentina, que confirmó la noticia en la página oficial del cantautor y sus redes sociales. Adjunto, se indicó que la misma noche del jueves 4, el Palacio de la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires, sería el lugar para despedirlo. Tras dos días de información ambigua sobre el estado de salud de Cerati, luego de desmayarse al acabar un concierto en el campo de futbol USB de Caracas, el 18 de mayo de 2010, el sitio www.cerati.com publicó que lo que había sufrido era una isquemia transitoria cerebral, como consecuencia de una fuerte sufrida de presión arterial. En aquel entonces ZETA consultó al neurocirujano Héctor Thomas Paredes Peña, para conocer en qué consistía el diagnóstico y cuál era el panorama que enfrentaría el artista. Sin embargo, en las declaraciones dadas para la edición 1886, correspondiente del 21 al 27 de mayo de 2010, el especialista aseguró que la información emitida por la familia era para que la gente no se preocupara más, ya que el cuadro médico indicaba que éste en realidad tenía un derrame embolico, antecedido por una trombosis venosa que tuvo en 2006. Actualmente, el portal en línea ya no incluye en su historial aquel primer diagnóstico que, de haber sido cierto, se hubiera superado en tan solo un día. En cambio, desde esa fecha la versión oficial se apegó sin más explicaciones a que Gustavo Cerati estaba en coma. En entrevista con ZETA, el doctor Alejandro Stephens Antuñano, especialista en neurocirugía, detalló cuál era el estado del intérprete, basándose en el registro constante que se hacía público: “Desde un inicio fue un infarto cerebral masivo, fue muy grande,  prácticamente en lo que es  todo el hemisferio cerebral del lado izquierdo, que abarca los lóbulos frontal, temporal y parietal; aparte mencionaban que había un infarto en tallo cerebral. Con un infarto extenso a nivel cerebral, las personas se desconectan, dejan de hablar, dejan de mover la mitad del cuerpo, y si se infarta el tallo, ahí tenemos una región que se llama sustancia activadora o sustancia reticular activadora, que es lo que nos hace estar despiertos. Cuando se infarta esa región la persona no puede responder a ningún estímulo y se encuentra prácticamente dormida, aunque siguen vivos”. Sin poder manifestar nada debido al daño sufrido, el doctor agregó que la afectación del tallo cerebral que no le permitió despertar a Cerati fue la que finalmente le quitó la capacidad de respirar: “Lo mantuvieron conectado porque tenían la esperanza de que a lo mejor en algún momento fuera a recuperarse, incluso los médicos le recomendaron que no lo hicieran, pero la mamá en el interés y esperanza que siempre manejan los familiares, decía que se quería esperar dándole asistencia artificial para que en algún momento que llegara a recuperar despertara. Pero de hecho nosotros como médicos ya sabíamos desde un inicio que no hay mucha mejoría en esos pacientes”. Según el experto, los porcentajes de que el músico saliera del coma eran muy bajos, al estimarse en un 20% de posibilidades. Sin tomar en cuenta que de 100 que se infartan, solo 15 o 20 llegan a despertar, y un 5 o 10% tienen mejoría, consiguiendo moverse o despertar plenamente. De haber despertado, el argentino hubiera quedado con secuelas severas y su calidad de vida hubiera dependido de posibles complicaciones con neumonías, principal inconveniente que enfrentan los pacientes con el mismo cuadro médico. Además, el doctor Stephens aseguró: “Lo más probable es que no (hubiera podido hablar) porque el área de dominancia cerebral, el área del lenguaje, se encuentra a nivel temporal del lado izquierdo, y es así donde arrasó el infarto, destruyendo todas esas regiones. Si hubiera llegado a despertar, lo máximo que hubiera hecho era abrir los ojos y a lo mejor contestar con la cabeza, pero no hablar”. Mucho menos hubiera sido posible escucharlo cantar de nuevo y emprender una gira de regreso. Si bien, Gustavo Cerati permaneció conectado a respiración artificial por cuatro años, el neurocirujano consultado por este Semanario dijo que hay pacientes que pueden durar en ese estado entre seis y ocho años, dependiendo las reservas de la persona, y evitándole complicaciones de neumonía. Dejar de fumar y revisarse continuamente la presión arterial, fueron las medidas que el doctor apuntó como preventivas para haberse evitado el infarto cerebral que a la larga le quitó la vida al argentino. Cerati en Tijuana Con “Fuerza Natural”, en lo literal y no, el 30 de abril de 2010 Gustavo Cerati comenzó su último concierto en Tijuana, al presentarse ante una Plaza Monumental de Playas que no logró llenar del todo. Dividido en dos partes, el espectáculo marcó su regreso a la frontera luego de cuatro años, razón por la que extendió su canto por dos horas con quince minutos, en los que el tequila reposado lo ambientó para continuar la fiesta en La Sexta House of Music -ahora Porky´s Place-, tras cumplir con un repaso por temas como “Magia”, “Te Llevo para que me Lleves”, “Rapto” y “Dominó”, en el recinto frente al mar. Esa escala en la Zona Centro de la ciudad, fue la última oportunidad que tuvieron los tijuanenses para verlo y una de las pocas que logró protagonizar antes de entrar en coma. Acompañado de su entonces novia, la top model argentina Chloe Bello, allí el Cerati que se mostró fue el de los excesos por el alcohol, los cigarros y la marihuana, que en combinación pronto lo pusieron inestable, al grado de intentar aventarse del balcón del lugar. Despreocupado porque lo vieran en ese estado y con poca seguridad de por medio, su desenfreno duró hasta las 3:30 am del otro día, sin saber que pronto dormiría para ya no despertar. Gustavo Cerati en la música De ser líder de la mítica banda argentina Soda Stereo, hasta finales de los 90s, al comenzar una trayectoria en solitario, Gustavo Cerati dejó huella en el rock de Latinoamérica al convertirse en un ícono contemporáneo de ésta, gracias a canciones como “Cuando Pase el Temblor”, “Juego de Seducción”, “Té para Tres”, “En la Ciudad de la Furia”, “Cosas Imposibles” y “Crimen”, por mencionar parte de sus éxitos. A continuación la discografía que dejó en ambas facetas.   SODA STEREO “Soda Stereo” (1984) “Nada Personal” (1985) “Signos” (1986) “Doble Vida” (1988) “Canción Animal” (1990) “Dynamo” (1992) “Sueño Stereo” (1995) SOLISTA “Amor Amarillo” (1993) “Bocanada” (1999) “Siempre es Hoy” (2002) “Ahí Vamos” (2006) “Fuerza Natural” (2009)                                           Adiós a Joan Rivers, la crítica de las celebridades En 1991 ganó el Emmy como Mejor Presentadora de Talk Show por su programa “The Joan Rivers Show”; comediante, empresaria, actriz, presentadora de televisión, guionista y escritora de varios libros, dejó de existir la tarde del jueves 4 de septiembre a los 81 años de edad. La decisión de desconectarla de los aparatos que la mantenían con vida después de haber permanecido en terapia intensiva tras un coma inducido por siete días, fue de su hija. La mujer del humor ácido y popular por sus frases célebres, manera de conducir, fuerte para las críticas a los famosos y muy directa con sus comentarios, no se recuperó de una intervención quirúrgica que le practicaron a raíz de un problema con sus cuerdas vocales. Ella, que estaba acostumbrada a someterse a cirugías, sobre todo estéticas, de las cuales también hacía mofa -aseguraba que ya había perdido la cuenta de las ocasiones que había entrado al quirófano para hacerse distintos arreglos-, esta vez no logró recuperarse de las serias complicaciones que se manifestaron el 28 de agosto, día en que fue operada de la garganta en una clínica de Yorkville en Manhattan, Nueva York. En un comunicado emitido por su única hija, Melissa Rivers, asegurando que su madre se había ido tranquila, rodeada de sus familiares y amigos cercanos, el deceso se dio a las 13:13 horas tiempo de Nueva York, en el hospital Monte Sinaí de Manhattan, nosocomio al que habían trasladado a Joan, luego de que su salud empeorara. Fue en 1960, con su programa “That Show”, con el que alcanzó popularidad, sumándose a las frecuentes intervenciones en “The Tonight Show” con Johnny Carson y “The Ed Sullivan Show”. De voz ronca, humor negro, querida por muchos y conocida particularmente por sus participaciones en trabajos como “The Joan Rivers Show” y “Fashion Police”, Joan será recordada por su sentido del humor y ser la protagonista del reality show “Joan & Melissa: Joan Knows Best?”. 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio