Se queja de locutor de MVS


 
Cartaz Lunes, 15 Septiembre, 2014 03:00 PM

Secretario General del STIRT Tijuana Sindicato de Radio y Televisión Presente. —   Los nuevos tiempos exigen cambios y renovación continua. Mucha agua ha pasado bajo el puente; años incansables de lucha en defensa de los trabajadores se traducen en beneficios. Desafortunadamente existen aún personajes ruines y nefastos de la calaña de Antonio Zermeño Naranjo, conocido como “El Poni” que ya contaminó el pozo de agua. Personas como ésta, que en lugar de beneficiar a la industria la perjudican. No se  trata de su voz aguardentosa e insoportable ni de los chistes malos, desaboridos, sin gracia y sangrones que cuenta diariamente en la transmisión del aburrido y bizarro programa que se transmite 6 horas todos los días por la  emisora de radio La mejor 90.7, tampoco de que sus mejores tiempos de gloria  con el programa “Los hijos de la mañana” hayan pasado a la historia y este “gnomo humano” no lo reconozca y siga aferrado a conquistar a un público que ya está harto de él y de que diario se reciban llamadas telefónicas pidiendo que lo quiten porque ya no da más y la programación es una bazofia, lo que invita al  auditorio a cambiarle de estación. Porque si bien es cierto, que si hay quien lo escuche y le aplauda, también es cierto que se trata del mismo grupito de 10  o 15 personas que le llaman y que siempre son los mismos. Pero no solo tiene harto al público, también tiene cansados y hartos a todos los locutores, operadores y cuanto personal sindicalizado y de confianza tenga trato directo con esta persona que en sus crisis diabéticas está insoportable, teniendo que aguantarlo por necesidad de trabajar. Dado que su trastorno bipolar, sus crisis diabéticas y su mal humor matutino los descarga contra el primero que se encuentre con el más mínimo pretexto, cuando el único pecado es encontrarse con este sujeto en el pasillo o el estacionamiento. Los cambios bruscos y volubles en el estado de ánimo de esta persona, dejan a los trabajadores confundidos y disminuyen su productividad y por eso la estación está bien jodida. Los compañeros  locutores no ven el día en que esta persona se retire de la industria para que se haga cargo una persona que sí sepa de radio y que sí tenga respeto por quienes comparten la fuente de trabajo, pues a estas alturas ya se ha vuelto imposible trabajar con él porque nadie lo soporta, lo peor de todo es que tiene endulzado al Gerente de la empresa, el contador Fernando Padilla Rivas, Director General de Grupo MVS Radio Tijuana, pero no hay peor ciego que el que no quiere ver y aunque el  Sindicato de Radio no reconoce de ninguna manera a Antonio Zermeño, su lengua viperina ha influenciado que muchos compañeros sindicalizados y de confianza hayan sido despedidos por la empresa, lo que da a entender que quien manda y mangonea no es otro que “El Poni”, que es la manzana de la discordia. Las cosas no pueden seguir  así. Ya existen muchas fricciones entre la empresa y el personal sindicalizado. Hasta cuándo tendremos que soportar injustos abusos. Porque los trabajadores merecemos respeto y tenemos derecho a trabajar en un ambiente sano. “Fuera Antonio Zermeño”, dictador, tirano, controlador, amenazador, acosador, traicionero, chismoso, mentiroso y barbero  Diego Márquez Tijuana.     Josué Sotelo Correo: josuesotelo83@hotmail.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio