Pidió respeto, lo renunciaron


 
Dichoz y Hechoz Lunes, 22 Septiembre, 2014 03:00 PM

Dicen quienes se enteraron que antes de que Jesús Flores Campbell, director del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Tijuana se fuera a Medellín, Colombia, encabezando una representación de artistas y talentos tijuanenses, directamente y para “irme tranquilo” le pidió la renuncia al coordinador de la Casa de la Cultura de la colonia Altamira, el tenor Marco Antonio Labastida. Tomó la decisión luego de que Labastida acudiera a él en busca de apoyo. A grandes rasgos, el tenor le dijo que por favor le quitara de encima a la subdirectora del IMAC, una mujer de nombre Ava Ordorica, porque no tenía respeto para él, ni para su trabajo, ni para sus compañeros de labores en la Casa de la Cultura. Que mejor le pusiera otro superior, o de plano sacara a la funcionaria de esa responsabilidad cercana a él. Total, que Flores lo pensó, lo meditó, lo consultó y optó por pedirle la renuncia… pero a Marco Antonio Labastida. Aun contra las expresiones a favor del cantante, tanto de maestros del recinto cultural, como de artistas y activistas como Doña Luz Elena Picos, el alcalde Jorge Astiazarán Orcí no ha resuelto el tema, ni atiende a los quejosos. Ava Ordorica Canales funge como subdirectora operativa del IMAC y es colaboradora de Leobardo Sarabia en el Festival Interzona; también laboró en la administración de Virgilio Muñoz al frente del Centro Cultural Tijuana (2009-2012). Durante una junta laboral entre funcionarios del CECUT, Ordorica manifestó su descontrol golpeando fuertemente la mesa de trabajo con la mano en varias ocasiones; en ese entonces Muñoz la despidió por problemática, prepotente y falta de respeto al personal de la institución federal.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio