Piden al INDE resolver problemática en parque de Mexicali (Primera parte)


 
Cartaz Lunes, 15 Septiembre, 2014 03:00 PM

C. Saúl Castro Verdugo Director General del Instituto del Deporte y Cultura Física de Baja California Presente. —   Por este conducto venimos a hacer de su conocimiento una situación que a nuestro parecer es relevante. Desde hace ya muchos años somos usuarios de estas instalaciones que componen la llamada Ciudad Deportiva, y hemos visto que en estos últimos tiempos se han realizado modificaciones, remodelaciones, ampliaciones a la mayoría de las instalaciones de dicho campus deportivo, con apoyo de los diversos gobiernos y apoyo de particulares, desde clubes deportivos y los ciudadanos (usuarios) que pagamos la entrada en dicho campus, se pagan clases y cursos ahí impartidos, impuestos, etc. Hace algún tiempo alguno de nosotros sostuvo una plática con un director anterior de la citada ciudad deportiva, o quien dijo ser el director de nombre Benito Palafox y se le hizo ver una situación que pudiera prevenir algún incidente o accidente, entre otras situaciones relacionadas con  la llamadas “plumas” que controlan la entrada y salida de los vehículos. Primeramente se cuestionó quién era el responsable de haber establecido dicho mecanismo de entrada y salida, contestando que él como director era el responsable, acto seguido se le hizo ver que en diversas ocasiones había pasado como usuario que al momento de querer salir con el vehículo, la máquina que lee el “boleto” o “ticket” de salida no estaba funcionando adecuadamente, pues no hacía la lectura y no dejaba insertar las monedas para poder salir, y después de bajarse del carro y pedirle a los vehículos de atrás que si podían hacerle el favor de dar reversa tenía que orillarse y estacionar su vehículo, pues el altavoz o micrófono ahí mismo instalado para llamar a algún empleado tampoco servía, o por lo menos nadie contestaba, y tenía que encaminarse hacia las oficinas para que alguien acudiera o llamara a algún guardia para que le ayudaran a levantar la citada “pluma”. Le comentó al señor Benito que era muy incómoda esa situación y que gracias a Dios no había tenido alguna emergencia, pero que por esas ocasiones que le había pasado a él, le parecía que estaba muy mal, Benito señaló que siempre debería haber un guardia para cuando falle alguna de esas máquinas, se le hizo ver que por lo menos en las ocasiones que a este usuario le había pasado nunca estuvo ni siquiera cerca algún guardia o empleado, y que como en esa ocasión, tuvo que estacionar su carro e ir caminando a sus oficinas, y resultaba también muy incómodo cuando te atiende en caja una mujer de tez morena, complexión medio robusta, cabello ondulado, de edad aproximada entre 30 y 40 años, que no sabe tratar a la gente. Continuando con la plática sostenida con el señor Benito, se le comentó que deberían de tener más cuidado, pues acudimos regularmente y ha pasado en diversas ocasiones esa situación de no poder salir normalmente con el carro, diciéndole que alguien pudiera tener una lesión delicada o por los diversos deportes que se practican, incluso pudieran necesitarse primeros auxilios o trasladarse por alguna lesión con emergencia hacia afuera y no hay salidas alternas u otros accesos para el ingreso de alguna ambulancia y su respuesta de momento simple, fue que no nos preocupáramos que estaría al pendiente de ello pues los guardias o empleados tienen instrucciones de estar cerca de las entradas y salidas. En su momento Benito dijo que dicho mecanismo era para tener más control en el pago de la entrada, pero le hicimos ver que al contrario, que antes se cobraba por la entrada 7 pesos y tiempo libre y ahora con la máquina estaban cobrando 5 pesos hasta por tres horas, pero regularmente la mayoría de la gente no va más de tres horas, es decir, se recaudaría más con la anterior mecánica de entrada, argumentándome Benito que también implicaba que algún(os) empleado(s) estuviera(n) cobrando como antes y que tampoco les convenía, pero la contratación actual de guardias tampoco avala dicha respuesta, pues es común el robo de vehículos en estas instalaciones, de hecho apenas hace ni un mes se robaron algunos vehículos en el estacionamiento ubicado al este, entre sus oficinas y el estadio Casas Geo. La realidad es que si uno acude a este campus deportivo sobre todo por las tardes entre las 18:00 y 20:00 horas es una conglomeración de carros enorme la que se forma para salir, sobre todo en esta época de verano cuando están abiertas las albercas, en ocasiones porque la misma mecánica de salida con esos aparatos de ingresar boleto e insertar las monedas es tardado y en otras ocasiones suponemos que por la falla que sigue sucediendo de los aparatos, pues está un guardia apoyando en la salida, quien seguramente llegó por el aviso de algún ciudadano que no pudo salir. Es un hecho que pudiera ser más práctico este actual tipo de mecanismos para la entrada y salida de vehículos, siempre y cuando se habiliten salidas y entradas alternas para alguna emergencia, las cuales no existen, y por lo menos no a la vista, que es donde deberían de estar, pues se pudiera argumentar que por equis parte hay, pero la realidad es que no existen; además de que si la mecánica de obtener un boleto para entrar y salir comparándolo con la de algunos centros comerciales en esta ciudad, no es del todo aceptable, pues estos centros comerciales cuentan con un seguro para el caso de robo del vehículo, y en este campus deportivo no se cuenta con este tipo de seguro para los carros. Continuará…   Atentamente: C.C.P. Javier Medina, Director de Desarrollo del Deporte; C.C.P. Benito Palafox, Administrador de Ciudad Deportiva; C.C.P. Pedro Candelas, Coordinador de Instalaciones de la Cd. Deportiva C.C.P. Secretaría General de Gobierno C.C.P. Medios de Comunicación

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio