Padrón fantasma, al servicio del Góber


 
Noticias del día Martes, 16 Septiembre, 2014 07:54 PM

Los números son fríos: en once días se generaron 12 mil solicitudes por internet para afiliarse al Partido Acción Nacional en Baja California, las cuales fueron procesadas y aceptadas; los nuevos militantes tendrán voz y voto al momento de elegir candidatos a las diputaciones federales y al próximo dirigente nacional del PAN. Esta posible manipulación de las filas partidistas ha sido señalada por varios militantes y ex dirigentes del partido, e incluso ha motivado la salida de algunos miembros distinguidos como Héctor Osuna Jaime y Ceferino Sánchez. Francisco García Burgos, consejero estatal del PAN, lo dice abiertamente: “Alguien está anulando la libertad de las personas y está decidiendo esta afiliación sin libertad”. Contrario a esto, Gustavo Madero Muñoz, dirigente nacional del PAN, evade el tema y lo niega: “Primero nos criticaban porque no teníamos militantes, y ahora nos critican que tenemos muchos”. Al igual el dirigente en el estado, José Luis Ovando Patrón.  Lejos de lo inverosímil que parece que diariamente mil 90 panistas hayan mandado por internet sus solicitudes y posteriormente por paquetería a la Ciudad de México, sobresale que existen personas beneficiadas de programas sociales implementados por el Gobierno del Estado o del Seguro Popular, que aparecieron en las listas de solicitudes sin que ellos lo supieran. Testimonios indican que las solicitudes son maquiladas de manera fraudulenta por jóvenes funcionarios, con ayuda de altos funcionaros del Gobierno del Estado, incluso ubican una propiedad de Loreto Quintero, oficial mayor, donde se reúnen a llenar decenas de formatos en ausencia de los supuestos interesados. Cuotas a cada funcionario de un número de afiliados, falsificaciones, uso de datos personales y sin autorización, toda una estrategia encaminada a la maniobra del padrón y a los futuros cargos que emanen del partido. Durante la semana, García Burgos envió una carta a Ovando Patrón para que explicara y detuviera la afiliación masiva. El ex secretario general de Gobierno habló de funcionarios, militantes y dirigentes inmiscuidos; de números y de la “urgencia” de que el partido lo detuviera. Un día después, ante los medios de comunicación, Ovando afirmó que se revisará la petición escrita y le darán una respuesta: “Se trata de un documento en que no se anexa ninguna prueba, no se anexan documentos, simple y sencillamente es la manifestación de una inquietud de consejero”. Entrevistado por ZETA, García Burgos contestaría: “Esto de que no presenté pruebas, ni que fuera el Ministerio Público. Espero que entre en razón el jefe estatal, que haga lo que le pedí y actúe en consecuencia. Si la respuesta es que no presenté pruebas, entonces me está invitando a ir al Ministerio Público y a los tribunales electorales”. Y así lo hacen El 22 de agosto de 2014, este Semanario publicó el testimonio de militantes panistas que denunciaron una red de afiliación masiva dentro del partido. Enterados del proceso fraudulento, detallaron que Ricardo Magaña, Rodolfo Enríquez, Carlos Torres, Javier Mesa, Antonio Araiza, Arnulfo Guerrero y Lizbeth Mata, entre otros, eran los encargados de la operación dictada desde el Gobierno del Estado y las dirigencias del PAN. Según estas declaraciones, bastaba con una copia de la credencial del IFE que los funcionarios recogían al momento de entregar apoyos o afiliaciones al Seguro Popular, para que terceros iniciaran la solicitud de ingreso al partido de manera virtual. Semanas después, García Burgos hizo llegar un escrito al dirigente estatal con nueva información, fue él quien reveló los números, el modo y las intenciones: “Me entero porque un compañero del PAN que está en el gobierno me informa lo que está pasando, me llama por teléfono”. “Están llegando a extremos”: García Burgos “El primer dato que me dicen ‘son 25 mil, la meta que se planteó’. Suena incluso medio difícil de creer que sea cierto. Después empiezo a preguntar y sí, efectivamente, se están juntando para organizarse y conjuntar esta meta”, narra para ZETA el ex secretario de Gobierno. Explica que al enterarse de las afiliaciones masivas, algunos compañeros del partido van al Comité Ejecutivo Nacional del PAN para verse con la directora del Registro Nacional de Miembros, Carmen Segura, y que ahí mismo “se encuentran informalmente con el jefe Madero, a quien le informan lo que está pasando”, lo mismo con el secretario general de Acción Nacional. De hecho los panistas, quienes le plantean a Madero, “toman fotos a las solicitudes de afiliación que ya están en las redes”, y se enteran de que se recibieron 12 mil y 15 mil nuevas solicitudes en un plazo de once días.  — ¿Cuál sería la intención de manipular de esta manera el padrón en Baja California?, pregunta el reportero. “Yo creo que son dos. La primera, tener un mayor control del padrón para las candidaturas a diputados federales, porque hay que acordarnos que el grupo en el gobierno ha estado ganando las últimas votaciones internas por el 70 por ciento de los votos. No les es suficiente el 70 por ciento de los votos, sino que van por más. La primera es ésa, afianzar todavía más, como si no estuviera lo suficiente”. En segundo término, García Burgos sabe que el año que viene termina el proceso de Gustavo Madero frente al PAN, y serán los militantes quienes elijan al sucesor: “Estoy muy alarmado, en Sonora son 40 mil, y el día de hoy leí que en el DF, los números andan por el estilo; entonces no estamos hablando de un asunto local, sino de una estrategia nacional con vistas al mismo tema: el control de la Cámara federal y de la reelección del presidente Madero”. Junto con otros panistas, el ex funcionario ha ido documentado testimonios: “Me han dicho que se acaban de enterar que están en el padrón Maruchan, pero nunca hice examen, nunca metió firma ni nada. Le pregunto si recibe algún beneficio del programa del gobierno y me dicen que sí… no quiero todavía decir, pero estoy empezando a atar cabos, que de los padrones sacaron las copias del IFE y las tradujeron en solicitudes de afiliación”. Remata: “Si se utilizaron los padrones de beneficiarios de programas sociales para una afiliación fantasmal, entonces estamos hablando de un delito federal de otras dimensiones”. Según el consejero estatal, esas 15 mil solicitudes “se fueron juntas a DHL, las metieron en unas cajitas y las mandaron juntas para allá… el proceso duró 11 días, mil 90 personas abrieron los ojos y dijeron ‘hoy es el día de la democracia, afiliémonos al PAN’”. Aunque se le insiste para que nombre a los responsables de lo que señala, Francisco García Burgos se resiste: “No quiero decir nombres porque para mí lo importante es esta visión distinta, tenemos dos visiones: los que creemos en un PAN de libertad y de democracia de verdad, y quienes creen en la democracia simulada, están llegando a estos extremos”. Madero dice no saber El martes 9 de septiembre, el dirigente nacional del PAN arribó a Tijuana para encabezar las mesas políticas con miras a las candidaturas de 2015. De acuerdo con los ahí presentes, comenzaron a analizar los futuros candidatos y los cuatro distritos electorales reservados para mujeres. ZETA cuestionó al presidente del CEN sobre la afiliación masiva. Madero evadió, dijo desconocer cuántas solicitudes se realizaron, simplemente esquivó: “Primero nos criticaban porque no teníamos militantes, y ahora nos critican que tenemos muchos. “El PAN tiene nuevos estatutos ahora… el PAN es un partido abierto a la ciudadanía y esto va a crecer de manera importante, hay mucha gente que está esperando participar en el PAN. “El PAN con transparencia va a tener un proceso ordenado para ir creciendo de manera territorial en todo el país, y cualquier duda que se tenga, insisto que existen las instancias para poderse aclarar”. A pesar de la insistencia, Gustavo Madero dio por terminado el tema: “El PAN tiene instancias muy claras para desahogar estas inquietudes con plena transparencia, equidad. Estoy seguro que el presidente el Comité Ejecutivo del PAN atenderá esta situación de aclaración”. Por su parte, el dirigente estatal, José Luis Ovando Patrón, aseguró que revisaría “a detalle” el documento que exige explicar la afiliación de masas, y “en su momento, a dar respuesta. Creo que es lo prudente”. De igual manera, dijo desconocer cuántas solicitudes se han realizado en Baja California. “Todo es especulación y lo demás es desconocimiento de la nueva realidad que se vive en el PAN”, remató. En todo caso, los 15 mil aspirantes a ser panistas, insinuó, conocen “la reforma estatuaria, el PAN es un partido al que se puede acceder fácilmente a ser militante. Muchos ciudadanos nos señalaban como un partido cerrado. Lo difícil es quedarse en el PAN, porque ahora tienes que acreditar activismo”. Cuántos Hasta el último corte en el Padrón Nacional de Miembros del Partido Acción Nacional, y luego del refrendo, Baja California contaba con 7 mil 866 militantes. De confirmarse las nuevas solicitudes, el estado contará con un padrón de 23 mil panistas con derecho al voto, algo así como el registro de miembros en Sonora, el cual supera los 23 mil panistas, situándose como la quinta entidad federativa con mayor militancia. Según el último corte, realizado el 26 de junio de 2014, los tres estados con menos miembros son: Tabasco, Quintana Roo, Nayarit y Baja California Sur, con entre mil 994 y 2 mil 400 militantes. Las entidades con más registros son: Sonora, Nuevo León, Veracruz, Jalisco y Estado de México, este último con 36 mil 507 panistas. Baja California se sitúa en el escalón 17 del padrón nacional, pero de elevar sus números, pasaría a estar entre los primeros, además de significar en una elección nacional interna, un estado porcentualmente clave. Presas Mientras el gobierno federal amenaza con destruir una presa construida en la propiedad del mandatario estatal en Sonora, de no contar con permisos, el gobernador panista, Guillermo Padrés, acusa y expulsa del Estado a tres delegados federales. Desde el viernes 5, en la prensa se filtraron imágenes satelitales de una enorme construcción en el rancho El Pozo Nuevo, propiedad del Gobernador. La noticia se da, en la crisis de agua que los sonorenses sufren por el derrame de 40 millones de litros de tóxicos a los principales ríos por parte de la minera Grupo México. Días después, el gobernador expulsó a 3 delegados federales por negligentes ante las investigaciones y falta de respuestas por la crisis del agua. “…recurro directamente a Usted, Señor Presidente, debido a que los funcionarios federales encargados de PREVENIR y ahora CORREGIR esta fuga tóxica que tuvo Grupo México, fallaron y le siguen fallando”, publicó en desplegados nacionales. La presidencia le contestó que la designación de sus funcionarios solo le corresponde a ella. Y en cambio contestó –sin decirlo– con una supervisión a su presa el miércoles 10 para saber si hace uso del agua nacional y en todo caso destruirla. Padrés asegura que la presa en su propiedad no es para hacer uso del agua sino para retener las fuertes corrientes y proteger su rancho. El jueves 11, mediante un comunicado, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong canceló una reunión que tenía con Padrés para el viernes 12, pues “no existían las condiciones necesarias para un diálogo respetuoso y constructivo”. Mientras que los actores son presa de roces políticos, 23 mil pobladores de Sonora siguen padeciendo el caso de contaminación más grande que el país haya sufrido.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio