“Hoy no mi amor, me duele la cabeza”


 
Lunes, 22 Septiembre, 2014 03:00 PM

La carga del hogar y más en la actualidad en que muchas mujeres trabajan y que en otras tantas el hombre no se lo reconocen, no tanto el trabajo laboral sino la carga del mismo y el doméstico es una razón para que le duela la cabeza. Ya he repetido el caso del hombre que quiso ser mujer y a Dios le pidió el cambio y que solo le aguantó una semana, pero bueno si hubiera buena comunicación, principal aspecto que debe de tomar en cuenta la pareja, muchos matrimonios tendrían menos problemas, muchos divorcios se evitarían y muchas parejas serían más felices en la cama. Y por supuesto que ante tanta carga de la mujer es normal que le duela la cabeza o mínimo esté cansada y estresada porque aparte depende de la época, ya sea con hijos pequeños, sin ayuda doméstica, marido exigente, problemas económicos, muchos son los factores para que la mujer se sienta terrible y no desee tener intimidad y no tener encuentros desagradables. Dicen los investigadores y yo que la mejor época para disfrutar el sexo es alrededor de los 45 años porque una vez que llega y pasa la menopausia ya no hay tantos problemas y menos pretextos. Claro que hay cada hombre que como Gabino Barrera no entiende razones y a la hora que ellos quieren a esa hora debe de ser y no es posible tanto abuso, porque ahora con eso de los derechos humanos exigir a la mujer a que tenga relaciones sexuales es atentar contra sus derechos humanos y en eso se tiene razón, y si algo de inteligencia tuvieran algunos ante la aparición de los primeros problemas deberían de acudir a solicitar ayuda profesional con un Consultor Matrimonial, que no da consejos de cómo llevar su matrimonio, que eso lo hacen los consejeros matrimoniales, sino que ayudamos a tratar de encontrar la solución a esos problemas antes de que se vuelvan irreconciliables, la solución es de ustedes. Bueno, después del comercial muchas mujeres también dicen que les duele la cabeza no porque así sea, sino como pretexto para castigar al marido, demostrar enojo o hacerlo enfadar, lo que a la larga va menguando la relación tanto afectiva como íntima, porque desafortunadamente la naturaleza sexual del hombre es ante todo física y negarle el placer que ambos comparten queriéndolo ella, y sacrificarse sin razón alguna la mujer, no tiene nombre, y también se atenta contra los derechos humanos de ellos, recuerden la obligación legal del débito carnal Platicando evitarían caer en el garlito del pretexto del dolor de cabeza y se pondrían de acuerdo para tener sexo cuando logren coincidir ambos en tenerlo. Hace tiempo escribí que si desde que empieza el día se mandan la señal o se lo proponen y lo manifiestan, todo el día estarían pensando en ello y llegado el momento ya estarán más que puestos para tenerlo y disfrutarlo intensamente, todo es cuestión de querer hacer bien las cosas, porque planearlo exalta el libido. Pero bien, sabemos que esto no es exclusivo de las mujeres, si en un momento la mujer no quiere tener sexo y no decirlo explícitamente, más que decir, “hoy no mi vida, me duele la cabeza”, el hombre también tiene sus propios problemas, y si la mujer está esperándolo en camita para que lo atienda, él no se anda con eso de que le duele la cabeza, él le dice no puedo porque no puede (más si anda desvelado o crudo). Tengan presente que si tiene alguna preocupación, ésta ocupará toda su mente y no tendrá espacio para pensar en sexo. Si la mujer no quiere o no puede la relación sexual se puede dar, en cambio si el hombre no puede, no se dará, así de fácil, entonces para evitar conflictos sexuales que los lleven a otros y se complique más la relación, lo mejor hay que hablarlo abiertamente, explicar y comentar las razones entendiendo que hay momentos en la vida que nomás no. Gracias como siempre a mis dos que tres lectores por sus comentarios y consultas al teléfono 684-9647 o al e-mail: bautista46@hotmail.com   El autor ejerce su profesión en Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio