Ese es mi amigo “El Lobo”


 
Lunes, 8 Septiembre, 2014 03:00 PM

Donde se narra cómo un lobo y un Lyon son vilmente atrapados por la Judicial Federal en San Felipe por asaltar una licorería. No sé cómo empezar este escrito…. En ese tiempo aún no existían “Las Macuachadaz”… Yo chambeaba de monero y publicista en El Centinela y La Voz.  No sé pero aquí lo traigo dando vueltas en la chompeta, así que ahí les voy: …Fue una aventura en San Felipe con mi gran Compa Luis Pozo Campillo, alias “El Lobo”. Le decíamos así por su mirada de lobo: elegante el bato, enjoyado, barba negra, siempre bien peinado pa’tras, y su cuerpo calote tipo Mike Tyson, musculoso y elegante, y bueno pa’ los fregazos; un gran  amigo, noble de corazón, pero le encantaba eso de darse de tiros callejeros. Y andaba invicto hasta que se le ocurrió pelearse con un tipo que le resultó ser el mero Raffles Gutiérrez. Después del knokout en contra nos reclamaba: ¡Por qué no me dijeron que era el Raffles! ¡Cab…………es…..! Pero esa es otra historia. Su hobbie era durar cinco meses arreglando un picup, desde el motor, chasís, llantas, pintura, tapicería etc., para fuera de camino; y el mismo día que salía del taller, a partirle la mother. Resulta pues que “El Lobo” y un grupo de amigos, amigas, novias y parientes, nos organizamos y nos fuimos a tirar el rol a San Felo, allá siempre nos la pasábamos de poca, de off roads, subiendo dunas, guitarreando y bebiendo como locos. Se acaba la papa, se acaba el maíz, se acaba el aguacate Se acaba la cheve. Nos comisionan al “Lobo” y a mí pa’ ir a la Liquor por un cargamento de la misma, cigarros y botanas… nos vamos a pie del hotel a cumplir la misión; estaba cerca el objetivo cuando llega un carro con dos judiciales federales, nos encañonan con metralletas y nos trepan. Oh mai gad….. Nos ponen pandos de insultos porque acabábamos de asaltar una licorería por varios miles de pesos. Nos llevan al lugar asaltado y le hablan al propietario pa’ que nos identifique. Se asoma el ruco y dice: “¡Sí, ellos son!”… ¡Valiendo chichi de gallina! Los judiciales están fuera del carro-patrulla planeando la extorsión cuando “El Lobo” Pozo me dice: -“Piticuy” (así me decía el buey), en cuanto abran las puertas yo voy a salir tirando ch…fregazos, y tú le suenas al otro… ¡Cálmala, Luis! -Cálmate “Lobo”, traen metralletas. ¡Güey, ni se te ocurra! -Yo no sé nada, yo salgo repartiendo madrazos. -Pérate “Lobo”, déjame hablar con ellos… ¡Pérate, no le muevas! Se acerca uno y le digo: -Mire, no me gusta usar el periódico de escudo, pero quiero que sepa que yo trabajo en La Voz De la Frontera, soy Alberto Leon, el caricaturista y todo esto se va a saber en la edición de mañana, o en las próximas, pues se los voy a narrar a los reporteros a detalle desde nos tengan detenidos. Cállate, Chencho El bato cambió de color y se le puso una cara de llévame la chupitos… le empezaron a brotar signos de interrogación… (Esto no estaba en el scrip…..) ¿Los cargaremos de droga? ¿Los madreamos y que firmen la confesión? ¿Si los soltamos y aún así nos saca en el periódico? Los periodistas son unos jijos de la guayaba… (gulp, gulp & recontra gulp); se fue a dialogar con su pareja, fueron por el dueño de la licorería y nos volvió a identificar. -Estos no son, dijo, eran otros más güeros… -Hubo un erro -dijo el tira… inmediatamente nos soltaron con disculpas y todo. Nos regalan un 24 de cheves, tabacos y papitas. Le hablan a una patrulla municipal y le ordenan que nos lleve al hotel. Y fin. Nomás me faltó agregar que el “Lobo” la platicaba que el “Piticuy” estaba de rodillas llorando, sudando y diciéndoles: -no me  maten, soy periodista, soy periodista, no nos maten, trabajo en La Voz. Piedaaaad… y agarraba unos curadones hasta hace poco aun. P.D.- Vaya este escrito como un alegre recuerdo a Luis “El Lobo” Pozo quien hace pocos días acaba de abandonar este planeta y sí, pa’ qué lo niego: una solitaria lágrima se me acaba de escapar… Un saludote amigo hasta el cielo de los licántropos. Allá espérame compita, pa’que me sigas dando carrilla: “Soy periodista, no me maten, no, no, no, por favor, soy periodista. Atentamente, tu compa “El Piticuy Lyon”. P.D.2.- Te extrañan tus carnales y carnalas “El Chompy”, “El Cuco”, “La Tiashula”, “La Flaca”, “El Cachorro” y el “Babylucas”, además tu pandilla “Los Zaragozas” y “Las Russos”. Fin, finito, final.   Lyon

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio