En su mejor momento


 
Deportez Lunes, 15 Septiembre, 2014 07:00 PM

Ciudad de México. La boxeadora tijuanense Jackie Nava fue la primera mujer en portar un Cinturón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) por iniciativa de su promotora anterior. Lo mantuvo durante un año, con tres defensas exitosas. Después de dos intentos fallidos en Argentina y un lapso con la etiqueta de interina, Jackie vuelve a portar la corona tras obtener decisión mayoritaria sobre Alicia “Slick” Ashley en una pelea dura. “Se nos dificultó uno que otro round por el estilo, cerramos fuerte y se dio el triunfo”, comentó Nava. Ashley aprovechó su velocidad y estatura para mantener fuera de alcance a la de Tijuana, por momentos hasta la hizo ver mal, aunque trabó el pleito con cabezazos. “Si hubiera hecho más de eso, hubiera sido distinta la decisión, pero también cuando me persigue, los jueces la consideran a ella agresora y no a mí boxeadora”, reconoció la jamaicana derrotada, que no obtuvo tarjetas a favor, lo más cercano fue un 95-95. “Fue mucho más apretado, creo que podía haber sido un empate, (Jackie) sacó los últimos segundos del round y creo que eso le dio el triunfo. Es una rival dura y le doy todo el mérito”, expresó Ashley. “La idea que traíamos era cortar las salidas, se nos dificultaba de repente, ella sacaba golpes o la cabeza. Buscamos la manera de encontrar los huecos. Estaba muy larga, a lo mejor no era tan rápida”, explicó Jackie. Aunque lucía más parejo que 98-92 y 97-93 a favor de “La Princesa Azteca”, la esquina de Jackie mandó a cerrar fuerte. “A veces los jueces no te favorecen mucho, mi esquina me dijo que iba abajo y me mandaron a apretar, fue buena táctica, pero me mintieron para que cerrara mejor para convencer, más que nada”, mencionó. El camino de trece años está dando buenos resultados para Nava. Después de la dificultad posterior al embarazo y la desesperación por no bajar de peso antes de su pelea anterior, ha disminuido tiempos en carreras y recorre más distancia. Físicamente está mejor que nunca. “En cuanto a esfuerzo y condición he sentido una mejor respuesta, no siento que me hayan lastimado más, he sentido lo mismo, la única diferencia es mi cuerpo. Todavía falta dar más”, consideró. Jackie fue de las pioneras en el Boxeo femenil mexicano. Ahora es una celebridad, orgullo de la ciudad y la motivación de quienes la admiran. “Finalmente se ve el esfuerzo de todos los años. Ha sido un trabajo bastante largo, voy para trece años, han sido esfuerzos, aguantarme muchas cosas para llegar a estos momentos que se disfrutan mucho, veo que se motivan mucho los niños, las jovencitas que van empezando o tienen sus metas. Es parte de mi filosofía como persona, un objetivo en mi vida también, lograr que hagan algo ellos”, apuntó. El consejo de su entrenador, Miguel Reyes, siempre va enfocado a no entregarse por desesperación. Nunca deja de aprender, pero ahora disfruta de su oficio, por más difícil que parezca disfrutar el intercambio de golpes.  “He aprendido muchas formas de asimilarlo, es diferente cuando tienes que hacerlo a cuando quieres hacerlo, siempre traigo eso en la mente porque yo ya sé que me preparé, estoy lista para hacerlo y he visto a varios boxeadores que también disfrutan, eso me ha motivado mucho, he aprendido de eso, puedo disfrutar lo que hago aunque sé que es un reto, está difícil. “Pero ya no se viene el miedo ni el nervio, muchas veces hasta miedo da y no te deja que pienses, tienes que estar muy frio para sentirte bien, a gusto. Voy a dar todo lo que tenga y voy a poner todo de mi parte para que suceda”, detalló. Contrario a la norma en el Boxeo de subir a una categoría más pesada, Jackie se siente más cómoda en una categoría menor, según lo demostró en su campamento de altura. “Yo quiero bajar, puedo dar gallo, me siento rápida, creo que gallo sería más adecuado”, aseguró. Aún no hay claridad para el futuro inmediato de Nava. Se menciona un tercer combate con Ana María Torres o un duelo ante Mariana Juárez. “No está nada firmado, si viene algo interesante, bienvenido, dar buenas peleas para México”, dijo sin preocupación. “Gallo” arrolló a Segura Juan Francisco “Gallo” Estrada es un peleador que polariza. Hay quienes se caen en elogios hacia el sonorense, y quienes de plano lo consideran un peleador inflado y hablador. Giovani “Guerrero Azteca” Segura, una sombra de lo que fue en peso mini mosca, iba a ser quien destaparía al “Gallo”. Después de obligar a la esquina de Segura a tirar la toalla en el onceavo round, Estrada lanzó una pregunta al aire: “¿Ahora sí creen en mí?”. Estrada impuso condiciones desde el primer round. Segura fue rival incómodo, pero no pudo mantener el paso. Aguantó los golpes, fueron demasiado y no resistió en la parte final del combate. “Aguantó mis golpes y yo aguanté los de él. Estaba motivado porque dijo que me iba a noquear, creí que iba a salir a noquearme, no fue así, fue una pelea inteligente. No pega como dice que pega, pero sí pega fuerte. Yo creo que en dos años ya estará en el retiro. Perdón por la palabra, pero es la verdad”, advirtió Juan Francisco. “Callé bocas porque mucha gente decía que yo hablaba mucho, nunca le falté el respeto a Giovani abajo del ring. La gente que apoyaba a Giovani debe apoyarme a mí, porque soy el mejor peleador de México”, agregó. Para Estrada, quien terminó su ciclo de Olimpiada Nacional con oro en 2007, su tercer primer lugar junto con una medalla de plata, la victoria sobre Segura es la tercera consecutiva desde que le quitó los cinturones mosca AMB y OMB a Brian Viloria en China. El primer portador de un cinto nacido en Puerto Peñasco quizá reaparezca en diciembre, con la mira fija en el nicaragüense titular del CMB, Román “Chocolatito” González, a quien enfrentó hace dos años y se fue con las manos vacías. “Me interesa mucho esa pelea, peleé en mini mosca con él, la victoria se la dieron. Por qué no unificar contra él, yo soy el campeón ahora en peso mosca”, aseguró.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio