Aunque usted… sí lo crea


 
Lunes, 29 Septiembre, 2014 03:00 PM

Robert Ripley publicaba allá por los principios del siglo XX hechos, situaciones y cosas que por sí solas eran difíciles de creer, fue tanta la fama y aceptación entre el público que pasó de ser una tira de dibujo local a varios formatos a lo largo y ancho del mundo; periódicos, revista, radio, televisión y hasta museos se encargaron de reproducir los casos y cosas que Ripley, finalizaba con la  frase: “Aunque usted…no lo crea”. Dada la muy mexicana y peculiar forma en que se conducen los políticos y la clase gobernante de este país, los siguientes son casos que para nada se dificulta creer, no serían pues “para Ripley” porque seguro que están sucediendo. Ahí le van. En una fiesta eminentemente popular –esa en la que a muchos se nos sigue enchinando la piel al escuchar los vivas y el himno nacional– como lo es el ritual de “dar el grito”; la esposa del presidente de México (disculpe usted, me resisto a llamarla “primera dama de la nación” en estricto apego a la igualdad, equidad y justicia), lució un vestido diseñado por mi tocayo Óscar de la Renta, con un costo aproximado de $ 83, 000.00 pesos, más los accesorios, los zapatos, el maquillaje y el peinado, según revistas especializadas. Abajo, en la plancha del zócalo, estaban los que poco tienen, los menos favorecidos por los regímenes gobernantes, muchos abucheaban y otros más eran acarreados porristas de Peña Nieto y su familia. Notable contraste para tan patrióticas fechas. Aquí otro caso: prácticamente “todo el mundo” sabe dónde está, menos los encargados y obligados de perseguirlo y capturarlo, el pillo más tristemente célebre de los últimos meses, el “líder” de los autonombrados “Caballeros Templarios”, Servando Gómez, “La Tuta”; exhibe a gobernadores de su estado, funcionarios de primer nivel de Michoacán, alcaldes, regidores, líderes sociales y ahora hasta periodistas. Todos en  reuniones con el pillo y por eso, protagonistas de videos filtrados a través de lo que ya algunos llaman la “Tutoteca”, “TutaTv”, “YouTuta”, o “TutaChannel”. ¿Cómo que no pueden capturarlo? Aunque usted… Uno más: bailarín y alegre, populachero gobernador que fue de Coahuila, Humberto Moreira Valdés, también dirigente nacional del PRI, ex presidente municipal de Saltillo, dejó endeudado al estado de Coahuila y le “heredó” el cargo a su hermano Rubén, de los mismos apellidos. Pues don Humberto al final de su administración dejó una deuda por más de 30 mil millones de pesos, en la que se utilizó documentación apócrifa. Libró la acusación y se fue “a estudiar” a España. Pues bien, Héctor Javier Villarreal, se desempeñó como Secretario de Finanzas durante el gobierno de Humberto Moreira. Preso en Estados Unidos, se declaró culpable por diversos delitos financieros, de lavado de dinero procedente del narcotráfico, de empresas ligadas a los Zetas. Allá sí se investiga, se avanza y se castiga, acá, en México nada más no. Aunque usted… Dos en uno: líderes “obreros”, uno de los petroleros y otro de mineros. Carlos Antonio Romero Deschamps desde 1979 ha brincado de la diputación federal al Senado de la República, tres veces diputado federal y dos veces senador, siempre por el PRI y por la vía fácil, la representación proporcional. No son pocos los escándalos y las sospechas en las que se le menciona, desde el “Pemex gate”, hasta el despilfarro y la vida de lujos de su familia, exhibida sin pudor alguno en las redes sociales. Sin embargo, sigue como líder de los trabajadores de Pemex y en el Senado de la República, muy campante en espera de su retiro… En tanto, Napoleón Gómez Urrutia,  este “líder” de los mineros, acusado de desvío de 55 millones de dólares de un fideicomiso para beneficio de sus “representados” huyó a Canadá. Bien asesorado y luego de un tiempo ganó la batalla  legal y el gobierno de aquel país le concedió primero asilo, luego residencia y ahora ¡la ciudadanía canadiense! Desde luego, se presume la “ayuda” oficial de allá, porque sabe usted, “también en San Juan hace aire”. Uno de ricos y pobres (¿otro?): a Germán Larrea Mota Velasco se le ubica como el segundo hombre más rico del país, con una fortuna personal de alrededor de 15 mil millones de dólares, varios negocios y empresas llevan su sello. Reservado e “invisible” por mucho tiempo, ahora se le menciona como uno de los responsables del derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico en los ríos Bacanuchi y Sonora, provocando la mayor tragedia ambiental en la historia minera de México. Su empresa minera, también se vio involucrada en la tragedia de Pasta de Conchos en la que por lo menos 65 mineros murieron ahí en 2006. Pues resulta que Don Germán, dueño también de Cinemex, recientemente se retiró del Consejo de Administración de Televisa (donde seguro que obtuvo información privilegiada), y pretende ahora obtener una cadena nacional de televisión. Solo falta que el gobierno federal lo “premie”… ya tiene empresas mineras, ferroviarias, bancarias, aeroportuarias y ahora pretende una televisiva. Aunque usted… Para cerrar: el caso del gobernador de Sonora, el panista Guillermo Padrés Elías, quien tenía acceso a su presa de 4 millones de metros cúbicos de agua limpia y pozos por casi 3 millones de metros cúbicos al año para abastecer su rancho “Pozo Nuevo”. Una cortina de concreto de 120 metros de largo y 80 metros de alto que construyó, al parecer, sin los permisos federales necesarios y que en días pasados “se destruyó”. ¡Mira tú! Entre tanto, sus “gobernados” sufren por uno de los mayores desastres ecológicos que haya soportado el país en materia de contaminación de aguas, ocasionado, mire usted, por la mina de cobre de Caborca que explota el Grupo México, de Germán Larrea. ¡Va usted a creer! Y como los anteriores hay muchos. ¿Verdad que estos casos y situaciones no son para Ripley…?   Óscar Hernández Espinoza es egresado de la Facultad de Derecho por la UABC y es profesor de Cultura de la Legalidad y de Formación Cívica y Ética en Tijuana. Correo: profeohe@hotmail.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio