Arrasó Odile con la zona norte de Bahía de los Ángeles


 
Noticias del día Domingo, 21 Septiembre, 2014 07:05 PM

Reestablecida la comunicación, energía eléctrica y con servicio de agua potable en pipas en algunas zonas de Bahía de los Ángeles, los residentes de esta delegación ubicada al sur del municipio de Ensenada, comenzaron a trabajar en la recuperación de sus viviendas, caminos y playa, así como a recibir diversos apoyos por parte de autoridades de los tres órdenes de gobierno y donadores particulares. Esta ayuda ha estado llegando por vía terrestre, luego de la apertura de brechas de terracería transitables solo en vehículos altos, y por vía aérea con helicópteros de la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR). Consiste en agua embotellada; comida enlatada; papel higiénico; jabón; café; arroz; vegetales como chile serrano, nopales, calabazas, chile california, tomate, cebolla; medicamentos; y una larga lista de productos que integran las despensas. El número estimado de pobladores en Bahía de los Ángeles es de 800 personas. Alrededor de 70 viviendas resultaron afectadas y cerca de 150 residentes requieren ayuda de manera urgente, y ha sido a ellos, a quienes han estado entregando primero los apoyos que fluyen ya de manera constante al poblado. A lo largo de un recorrido por la zona, el pasado sábado 20 de septiembre, residentes de esta delegación narraron su experiencia en lo que ha sido la peor catástrofe que han vivido los habitantes de este poblado turístico, colindante al Golfo de California. Los más afectados fueron los residentes de los sectores norte y noreste de Bahía, donde el agua bajó violentamente desde la zona de las sierras, tras el paso de la tormenta tropical Odile. Las copiosas lluvias que comenzaron a llegar el 15 de septiembre a la zona, provocaron una fuerte corriente que arrasó con vehículos, decenas de viviendas, escuelas, parques, zonas deportivas, hoteles y se llevó todo tipo de objetos que encontró a su paso, incluyendo automóviles, animales y vegetación.   Una avenida de agua tan rápida, que estuvo a punto de llevarse a decenas de habitantes, quienes fueron rescatados por vecinos e incluso turistas que se encontraban en el lugar a escasos minutos de que aumentara la corriente que arrasó con todo un sector. Varias familias, mujeres, niños y hombres adultos, así como personas de la tercera edad, contaron su experiencia al momento de escapar de la corriente que llegó poco después de las 2 de la tarde del 16 de septiembre, donde estuvieron a punto de morir arrastrados por el agua. Surgieron historias de rescates de personas que acudieron con sus vehículos todo terreno a salvar a la gente atrapada en los arroyos activados por la tormenta, que dejaron devastación, escombros y arena en algunos puntos hasta en más de 500 metros de ancho. La unidad y el apoyo entre la misma comunidad fueron factor fundamental para evitar una tragedia, refieren todos los habitantes. Todas las personas afectadas salvaron su vida, sin embargo, sus bienes quedaron sepultados entre raíces de árboles y basura. Además de las más de 70 casas de residentes afectadas, una preparatoria, una primaria, un jardín de niños, un campo de beisbol y diversas vialidades quedaron afectadas severamente. En al menos 4 puntos de la carretera que une la Transpeninsular con Bahía de Los Ángeles, el agua se llevó todo, postes, tuberías y caminos. La ayuda tras el incidente, llegó 2 días después, es decir, aproximadamente el 18 de septiembre, cuando finalmente el agua permitió la apertura de caminos de emergencia. Antes de eso, únicamente por vía aérea algunas autoridades pudieron acudir a constatar las dimensiones del daño. El Presidente Municipal envió el fin de semana, una petición al Gobernador del Estado y al Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, para declarar como zona de desastre el poblado, una declaratoria que no ha llegado. Al día de hoy, personal de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE) trabaja a marchas forzadas para reactivar el servicio de agua de una de las tuberías que va hacia el poblado. Su personal lleva reinstalados más de 300 metros de tubería en los tramos de carretera colapsados, desde la zona de Agua Amarga a 25 kilómetros del poblado y desde donde se abastecen de agua a los residentes de Bahía. Asimismo, cuadrillas de la Comisión Federal de Electricidad, reactivaron el sábado 20, el servicio de energía eléctrica. Persona de la SEMAR y de la SEDENA apoyan en la repartición de víveres y limpieza de viviendas. Personal de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) ha apoyado en el acarreo de despensas. Servicios Públicos del Ayuntamiento en la reparación de caminos y diversas dependencias de los tres órdenes trabajan en la recuperación de la zona afectada. La necesidad principal ahora, refieren autoridades municipales, es la de apoyo de maquinaria pesada, retroexcavadoras y camiones con los que puedan limpiar la playa del poblado, que se encuentra repleta de basura y escombro, así como en la reapertura de caminos vecinales hacia diversas zonas de esta delegación.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio