Soñadora y visionaria

russianred2.jpg
Espectáculoz Viernes, 7 febrero, 2014 07:42 PM

La cantautora madrileña Lourdes Hernández, popularmente conocida en la escena alternativa española como Russian Red, se avecina como remolino para captar la atención internacional con su tercera producción discográfica, “Agent Cooper”, producida en Los Ángeles, California, bajo la supervisión del prestigioso Joe Chiccarelli (The Strokes, The Whites Stripes, Morrissey, U2); trabajo que promete situarla en el panorama internacional, impulsada por la disquera Sony Music. En dicho álbum, Lourdes transforma el pop, indie y folk, en una experiencia más eléctrica y rocanrolera, lo americaniza en su estancia en California, escenario de una colección de canciones, cuyo tema central es el amor, con títulos en nombres masculinos: “Michael P”, “John Michael”, “Stevie J”, “Casper”, “Xabier”, “Anthony”, “William”, “Alex”, “Neruda”, “Tim” y “Philippe”. “Casper” es el primer adelanto de “Agent Cooper”, seis años después de debutar con “I Love Your Glasses”, con el que la cantante de 28 años de edad, colocará su propuesta sonora en el mundo a partir del 25 de febrero a través de iTunes, ilustrando una historia de amor y nostalgia en un video grabado en The Pink Motel, muy a lo Tarantino, incrustado sobre versos en inglés, como las canciones de sus discos anteriores, con las que recurrentemente es comparada con cantantes como Feist, Laura Marling, PJ Harvey y Dolly Parton. Su pseudónimo refiere a un tono rojo de labial, sin embargo, su metamorfosis feliz e inesperada corresponde a la maduración sónica que ha gestado la propia española, y al contexto californiano en el que desarrolló su tercer material discográfico. Más eléctricos que folk, los nuevos once episodios sonoros de Russian Red la hacen renovarse. De acuerdo al periódico iberoamericano ABC, luego de su aventura estadounidense, Lourdes Hernández luce esplendorosa, fuerte y consciente, como si se tratase de otra mujer que decidió presentar sus jornadas de composición bajo un ensamble aparentemente más “eléctrico y sexy” que nunca, por momentos lleno de ficción, historias de amores, e inspirado en sueños y sensaciones. “Soñé… el amor. Una sensación que no había tenido…, increíble. Cuando desperté, decidí que no quería morirme sin sentir eso”, explicó Russian Red a la revista Rolling Stone España, cuya portada lleva su imagen en la edición de febrero, en la que relata cómo es que las canciones hacen referencia a hombres que conoció, su amor platónico del colegio, Pablo Neruda y su padre. Según ha comentado Hernández, el amor era algo que le ocupaba su tiempo, que le preocupaba y era el motivo de su andar, y aunque durante la grabación de “Agent Cooper” intentó cambiar su mentalidad, vivió una experiencia que la convirtió en una mujer más fuerte, permitiéndole tomar decisiones sin miedo, pues se definía por miedos y no por sus libertades, situación que plasmó creativamente. “Vivo una etapa en la que construyo un jardín interior sólido y orgánico, por eso ahora soy distinta”, subrayó recientemente Russian Red, quien pretende asentarse como artista global, luego de la publicación de “Agent Cooper”, mismo que fue arreglando a partir de imágenes que llevaron a soluciones técnicas y musicales, destacadas por guitarras y sonidos eléctricos. Sobre la idea del título de su tercera placa discográfica, la cantautora madrileña ha vinculado su concepto con la serie de televisión “Twin Peaks”, de la que convirtió al personaje “Agent Cooper” en un símbolo de todo lo que ella había idealizado en el terreno del amor y que no era posible alcanzar, como es el caso de “John Michael”, su primer amor del colegio; “Stevie”, uno de sus músicos que en su momento fue su amor platónico; y “Alex T”, que retrata una relación imaginaria con el líder del grupo británico The Arctic Monkeys; mientras que “Tim B”, un tema acústico, apunta al cierre de la sesión de grabación y de una relación personal.   De los bares de Madrid, a los escenarios del mundo La apuesta de Sony Music inició con un nuevo contrato internacional que llevará a Russian Red a recorrer el globo terráqueo, luego de la publicación de su anterior disco, “Fuerteventura”, cuya edición alcanzó 25 países y una gira internacional de más de 120 conciertos en Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y Asia, sobre todo en naciones como Corea, China, y Japón; donde su estilo de canto, característico porque estira las notas o las acorta, grita o susurra, se ha convertido en sensación. En busca de giras ambiciosas, la intérprete de canciones como “Another Mind”, “Cigarettes”, “No Past Land”, “Loving Strangers”, “Upset”, “Volaré”, “A la luz del Sol” y “The Memory is Cruel”, compuestas para producciones cinematográficas y series televisivas -mundo audiovisual al que seguramente ingresará generando contenidos sobre su estancia en Estados Unidos- desea en breve, en conjunto con su disquera, proyectarse en festivales, como el próximo 22 de marzo en el Lunario de la Ciudad de México, a donde llegará el ensamble de poderosa arquitectura eléctrica. Para sus presentaciones en vivo, la madrileña ha conformado un grupo, del cual uno de sus músicos pertenece a la banda del cantante Rufus Wainwright y a ella la acompaña con su excepcional voz, y la habilidad innata para transmitir y emocionar al público, como esa artista que irrumpió en la escena musical alternativa española para ponerla boca arriba y convertirse en estrella internacional. Para el sello discográfico que la avala, el resultado de “Agent Cooper” es digno de ser lanzado a nivel internacional, al resultar un sonido evolucionado y prueba definitiva de la madurez artística de Lourdes Hernández, provocando el paso de Russian Red de los pequeños bares de Madrid,  a los grandes teatros y escenarios de todo el mundo, con Discos de Oro por ventas de sus álbumes como garantía.

8Visitas.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio