OSCes de Ensenada se unen

organizacionesciviles_b.JPG
Reportajez BCS Viernes, 7 febrero, 2014 05:34 PM

Las malas experiencias vividas durante los tres años del anterior gobierno municipal llevaron a que decenas de Organismos de la Sociedad Civil (OSCes) tomaran la decisión de unirse e involucrarse en la definición de las políticas públicas de Ensenada, a través del Comité de Planeación para el Desarrollo del Municipio (COPLADEM) de Ensenada. Entrevistados por ZETA, representantes de esas organizaciones, que abarcan a grupos ecologistas, educativos, artísticos, científicos, deportivos, juveniles y de protección animal, entre otros, aseguran que desde finales de 2013 sostuvieron reuniones para crear este frente común, con el objetivo de meterse de lleno en el quehacer del gobierno local. Obtuvieron espacios ciudadanos dentro de los subcomités del COPLADEM, donde actualmente se definen los temas que darán forma al Plan Municipal de Desarrollo (PMD) del XXI Ayuntamiento de Ensenada. Son ocho las coordinaciones en el COPLADEM que encabezan  integrantes de esta “Unión de Asociaciones”, como algunos de ellos la denominan. A petición de no publicar su nombre, uno de los principales promotores que unieron a estos grupos a finales del año pasado, aseguró que son cerca de 30 los OSCes de Ensenada que se sumaron a la iniciativa de participación activa en el ayuntamiento. Aseguran que el detonante o motivación principal que los llevó a cerrar filas, fue la mala relación que tuvieron los Organismos de la Sociedad Civil con el XX Ayuntamiento, en particular, el actuar del ex alcalde Enrique Pelayo Torres. Esta unión de asociaciones pretende subir a los planes de gobierno en Ensenada, lo que consideran iniciativas de beneficio para el Municipio, respaldadas con estudios y/o trabajos de investigación con una perspectiva social. El perfil científico y académico de varios de los integrantes de estos grupos, se contrapone al de otro bloque ciudadano que opera de manera distinta al interior del COPLADEM, y es encabezado por el líder popular Ramiro Orea, conocido en el puerto por su participación activa en manifestaciones durante actos públicos, y el acarreo de personas de colonias populares que van, aunque no sepan exactamente a qué. Los entrevistados aseguran que Orea tiene representantes en las coordinaciones de al menos siete subcomités del COPLADEM. El suyo y el de los OSCes, son los dos grupos más numerosos en las mesas de trabajo.   Sobre cómo se creó la Unión de Asociaciones — ¿Hay algo que los levantó a decir “vamos a hacer esto”?, se le preguntó a uno de los dos principales actores en la conformación de esta Unión de Asociaciones. “Pues yo creo lo que pasó con Pelayo. El ánimo en general en la ciudadanía que se percibe, incluyendo a la ciudadanía que no está organizada en algún grupo o asociación, es que es necesario involucrarnos ¡ya!, y no dejar todo en manos de los funcionarios públicos. Que hay que ayudarlos, hay que vigilarlos, hay que apoyarlos, hay que colaborar. No podemos dejar todo en manos de personas de que pueden ser incapaces de hacerlo, o incapaces por falta de apoyo. “Los tres años de Pelayo hicimos de alguna forma, también algunos grupos, evidentes algunas acciones ilegales. También se tocaron temas que afectaron a diferentes sectores, no solo a los ambientalistas, sino también a los empresarios y a otros sectores, que hacen sentir a la comunidad esa necesidad de intervenir más en las funciones de los funcionarios”. Sus experiencias en las mesas de trabajo de COPLADEM, y el contemplar el caos que se vivió en Ensenada en materia de permisos y cambios de uso de suelo, modificaciones a reglamentos y constantes violaciones a las normas por los funcionarios, los llevó a planear una estrategia que fortaleciera la voz de las organizaciones ante el gobierno. Hicieron un llamado a los organismos afines, conocieron a fondo la estructura del Comité, cómo funciona, cuáles son sus objetivos y cómo involucrarse. Se integraron de manera ordenada, sin manifestaciones ni presiones fuera de lo que está en reglamentos. “El COPLADEM es el contacto directo entre la sociedad y los funcionarios públicos, para que se haga realidad la planeación democrática en el desarrollo municipal. Entonces decidimos convocar. Elegimos, identificamos organizaciones que habían demostrado interés social, porque hay otros grupos que solo van por la ‘lana’. Entonces identificamos personas que sí tuvieran esa vocación de servicio, y las convocamos a una primera reunión (que se realizó entre octubre y noviembre de 2013). A  raíz de esta primer reunión surgió el interés de seguirnos reuniendo y ver las formas de integrarnos a participar en el COPLADEM, para incidir en las políticas públicas municipales, en beneficio de la comunidad”, comentaron a ZETA. Estos grupos aseguran haberse preparado para el día de la convocatoria de las mesas de trabajo. Se distribuyeron los subcomités de acuerdo a las capacidades, interés y afinidades, dependiendo sus áreas de trabajo dentro de las asociaciones a las que pertenecen. “Fuimos posicionándonos en coordinaciones y otros cargos que podemos decir estratégicos para tener en la comisión permanente, lugares que nos permitieran que funcionara el COPLADEM, que es básicamente participar en la formulación de las políticas, en el PMD, luego vigilar que se cumplan, evaluar su cumplimiento y darlo a conocer a la comunidad. Entonces el plan es ése”, dijeron. Esta forma de organización de los Organismos de la Sociedad Civil sin precedentes en Ensenada. En administraciones pasadas, no estaban coordinadas y desconocían distintas partes del reglamento del COPLADEM, lo que ahora, afirman, han resuelto al distribuir copias del reglamento, y estudiarlo. “Ahora sí sabemos todos lo que tenemos que hacer”, expuso un entrevistado. La participación en la construcción de las líneas de acción del PMD no es lo único que harán, según explicaron. Indican que una vez elaborado el PMD, evaluarán lo siguiente: cuántas de las propuestas ciudadanas se incorporaron, vigilar y evaluar el cumplimiento de estas propuestas, y dar a conocer el estado que guardan los planes de gobierno en el PMD. Y lo estarán haciendo cada tres meses, es decir, cada 90 días publicarán en diferentes medios (redes sociales, medios tradicionales, correos electrónicos, entre otros) los avances del gobierno del presidente municipal de Ensenada, Gilberto Antonio Hirata Chico. Será un marcaje casi personal de los OSCes en la gestión de Hirata, y un verdadero reto para el gobierno local que, por primera vez, será vigilado de cerca por un bloque de organismos que se dicen apolíticos y están organizados. “No planeamos hacer las cosas por berrinches, con acarreados, sin conocer la reglamentación, con personas que no conozcan el área. Es importante no cometer los mismos errores de los que nos estamos quejando”. — Con esta unión de OSCes  ¿podemos decir que algo positivo salió de lo malo en la administración de Enrique Pelayo Torres? “De alguna manera si no hubiéramos hecho evidente cosas. Yo lo veo más bien por parte de la ciudadanía y otros grupos que hicimos evidentes acciones que en tiempos anteriores pasaban por lo oscurito. Los cambios de uso de suelo en Cabildo no eran observados, vigilados ni criticados, y ahora estuvimos presentes en las sesiones de Cabildo, vigilando quién votaba a favor, quién en contra. No es algo rescatable de Pelayo, sino más bien, un proceso de la ciudadanía”. En las últimas semanas, fuera del ámbito del COPLADEM, los Organismos de la Sociedad Civil han impulsado, en bloques, algunas acciones en temas sociales. Por ejemplo, el 30 de enero de 2014, seis organismos protectores de animales en Ensenada denunciaron públicamente malos tratos a perros y gatos en la Perrera Municipal. Con fotografías en mano y testimonios de personas que han trabajado en el sitio, solicitaron al alcalde Hirata despedir a todos los empleados de la Perrera, asegurando que durante años han maltratado a los animales que atrapan y los colocan en jaulas para después sacrificarlos. Los organismos que denunciaron los supuestos abusos son: Razón, 4 Patas, Rescatando Huellitas SOS, Ensenada Pitbull, Huellitas de Amor y Pro Animal Callejero. Desde esa fecha hasta el 5 de febrero, ni una sola autoridad municipal respondió a su llamado, ni se acercó a buscar solución, explicaría María Silvia Salmón Amador, de la asociación 4 Patas. La molestia llevó a los organismos, que antes colaboraban con la Perrera Municipal en campañas de vacunación y esterilización de mascotas, a romper la relación con el personal; 4 mil 442 firmas habían recopilado en una carta dirigida a Gilberto Hirata, que entre otros puntos, refiere: “Los animales capturados y recibidos por la Perrera Municipal de Ensenada son torturados, maltratados, pasan hambre y contraen enfermedades, mientras esperan el momento de su muerte a manos del personal de la institución. Además de pasar hambre, sed y sufrir las inclemencias del clima, animales gravemente enfermos comparten la celda con perros sanos, cachorros, hembras preñadas y demás, propiciando así que todos se contagien y posiblemente mueran, aun al haber sido recuperados por sus guardianes o adoptados por nuevas familias”. De igual manera, las asociaciones demandan en conjunto el saneamiento del lugar y la “dignificación” hacia el trato a los animales. También en bloque, las organizaciones Arte y Medio Ambiente en Armonía, Haciendo lo Necesario, Comité Ecológico de Chapultepec, Costa Salvaje, Asociación Ecológica Green Life, Enseduca, Fundación Philanthropiece, #YoSoy132; Asociación de Oceanólogos de México, Transición Ensenada y SurfEns, han dirigido cartas a funcionarios del Gobierno del Estado y del Poder Legislativo estatal, para que resuelvan la problemática de La Lagunita, que el propio Ejecutivo, a través de la Secretaría de Protección al Ambiente, pretendía declarar como reserva ecológica, sin que esto haya ocurrido. Los OSCes han solicitado al Congreso un punto de acuerdo para exhortar al gobernador, Francisco Arturo Vega de Lamadrid, concluir con la declaratoria de “La Lagunita del Ciprés” como un Parque Natural Protegido, además de enviar comunicados al mandatario. Esta forma de trabajo de los organismos civiles, aseguran, es con el objetivo de tener mayor peso frente a las autoridades, quienes para desestimar sus peticiones, tendrán que desestimar a todos en conjunto. “Lo de La Lagunita va por buen camino”, refieren algunos de los integrantes de este bloque de asociaciones. Los temas principales que aseguran, estarán vigilados en el gobierno local de manera conjunta por las organizaciones civiles, serán los relacionados principalmente con la administración urbana, que incluye cambios de uso de suelo, reglamentos, permisos y licencias. Asimismo, impulsarán la implementación de una ciclovía utilitaria en la ciudad, que modifique la movilidad urbana. Aproximadamente dentro de un mes, los trabajos en el COPLADEM concluirán, y la primera prueba de Hirata frente a la Unión de Asociaciones, llegará en cuanto publique el Plan Municipal de Desarrollo. Para su elaboración, el Comité de Planeación y Desarrollo Municipal ha dispuesto de 24 subcomités: Atención a la Juventud, De la Mujer, Cultura, Deportes, Salud, Educación, Medio Ambiente, Discapacidad; Adultos Plenos, Comunicación Social, Desarrollo Social, Asistencia Social, Asuntos Indígenas; Desarrollo Económico, Turismo, Desarrollo Rural, Obra Pública, Desarrollo Urbano, Seguridad Pública; Administración Pública, Agua, Litorales y Puertos, Servicios Públicos: además de Protección Civil, Bomberos, Rescate y Atención Pre Hospitalaria.    

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio