El futuro del Súper Tazón

SUPERBOWLCUATRO.jpg
Deportez Viernes, 7 febrero, 2014 07:56 PM

East Rutherford, Nueva Jersey. A pesar de todo lo que se manejó en los días previos al Súper Tazón XLVIII, respecto a que podría suspenderse, adelantarse o postergarse en su fecha programada, debido a las condiciones climatológicas, al final resultó todo un éxito para organizadores y directivos de la NFL. Fueron constantes los rumores de que el encuentro por el título, disputado el domingo 2 de febrero en el Estadio Metlife de Nueva Jersey, estaba en riesgo por la amenaza de una fuerte nevada en la zona neoyorquina, pero afortunadamente para los organizadores, esto no sucedió, ya que la ola gélida sí atacó la región, pero un día después de la tremenda paliza que propinaron los Halcones Marinos de Seattle a los Broncos de Denver, por 43-8. Fuer a partir de las tres de la mañana del lunes cuando comenzó la lluvia, después la nevada alcanzaría las ocho y 10 pulgadas. Eso sí, la nevada afectó el regreso de los aficionados y de los medios de comunicación que intentaron abandonar la ciudad neoyorquina, ya que la mayoría de los vuelos se retrasaron, incluso algunos fueron cancelados, provocando la desesperación de muchos de los usuarios que recibieron boletos de salida programados hasta el miércoles 5 de febrero. Durante los días previos y el día del encuentro, las condiciones fueron mejores de lo esperado, todas las actividades se llevaron a cabo sin contratiempo alguno. De hecho, las calles de “La Urbe de Hierro” vivieron una semana de fiesta y se pintaron de colores con actividades al aire libre para toda la familia, principalmente la Séptima Avenida y Broadway, dentro de un bloque que abarcó desde las calles 32 hasta la 42. En ese cuadro se colocaron diferentes atracciones de los patrocinadores, así como juegos interactivos que incluyeron un tobogán de 60 pies de altura. Según datos proporcionados por los organizadores, alrededor de un millón de personas pasearon por este sitio durante la semana previa al Súper Tazón. También disfrutaron de conciertos al aire libre, ofrecidos por Blondie, Goo Goo Dolls y Cindy Lauper. Así que, superada esta prueba, los directivos de varias franquicias que tienen un clima similar en esta época de invierno, han levantado la mano para realizar el encuentro por el campeonato de la NFL en sus respectivos escenarios. Las sedes que han mostrado su interés por obtener la edición 2019 del Súper Tazón, y que nunca han sido consideradas  por sus condiciones climatológicas, son Filadelfia, Chicago, Nueva Inglaterra e incluso Denver. Cabe recordar que las ciudades que organizarán los próximos tres duelos por el Trofeo Vince Lombardi son Glendale, Arizona en 2015; Santa Clara, California en 2016; y Houston, Texas para 2017. Mientras que para 2018, se espera que repita como escenario Minneapolis, Miami, Indianápolis o Nueva Orleans, que hace apenas un año albergó el “Súper Domingo”. El comisionado de la Liga, Roger Goodell, no hablado del tema cuando se le ha cuestionado si la NFL escogería nuevamente una ciudad de clima frío. “Sabemos que hay un gran interés en otras comunidades para albergarlo. Creo que todos vamos a sentarnos a platicar cuando hayamos terminado, pero tenemos un proceso muy agresivo para elegir las ciudades. Recibir un Súper Tazón es cada vez más complicado, más complejo, debido al tamaño del evento. Por lo tanto, la infraestructura es muy importante. Necesitamos más de 30 mil habitaciones de hotel, así que hay comunidades que podrían realizarlo por su infraestructura”, explicó el directivo de la NFL. Con esto, está claro que en un futuro las condiciones climatológicas gélidas ya no serán impedimento alguno en ciudades que nunca pensaron en albergar esta gran fiesta anual.   Rompe récord de audiencia Una vez más, el Súper Tazón fue el programa de televisión más visto en la historia de los Estados Unidos, al registrar 111 millones y medio de audiencia, siendo la cuarta ocasión en los últimos cinco años que este encuentro se posiciona como el más visto. El récord anterior era de 111 millones 300 mil personas que vieron la edición 2012,  disputada por los Gigantes de Nueva York y los Patriotas de Nueva Inglaterra. Además, marcó diferencias al ser el evento deportivo con mayores comentarios en internet, al registrar 24.9 mensajes por minuto en Twitter. “Estábamos un poco sorprendidos, sin duda. La paliza tenía a muchos ejecutivos preocupados de que la audiencia cambiara de canal en el último cuarto y arruinara cualquier posibilidad de establecer nuevas marcas” indicó Bill Wanger, vicepresidente ejecutivo de programación e investigación en Fox Sports. “Así que cuando Percy Harvin devolvió para touchdown la patada de salida para iniciar la segunda mitad, que dio la ventaja 29-0 a los Seahawks, vamos a decir que no destapamos botellas de champagne”, complementó Wanger. A pesar del encuentro tan desequilibrado en el marcador, el interés se mantuvo, ya que los ratings en la patada inicial fueron 12 por ciento más altos que el partido del año pasado. Para el mercado de Nueva York, el rating fue más alto, incluso cuando el equipo local de los Gigantes ganó en 2012. Según datos de la cadena Fox, encargada de la transmisión del juego, un promedio de 528 mil personas observaron el encuentro en vivo por internet, alcanzando sus números más altos en el tercer cuarto. Respecto al show de medio tiempo, a pesar de que la interpretación de Bruno Mars y los Red Hot Chili Peppers no fue muy bien aceptada por todo el público, al recibir algunas críticas, se estima que fue vista por 115 millones 300 mil personas, convirtiéndolo en el más visto de la historia del Súper Tazón, por encima del show de Madonna hace un par de años.   Histórico triunfo de Seattle Ni los números, ni las estadísticas impresionantes que tuvo Peyton Manning a lo largo de la temporada 2013, fueron suficientes para que pudiera guiar a sus Broncos al triunfo. Manning tuvo la peor tarde en su carrera y se cumplió la frase célebre de que las defensivas, son las que ganan los campeonatos. Los Halcones Marinos fueron muy superiores en el duelo, incluso se dio uno de los márgenes de diferencia más grandes en la historia, ya que el mayor resultado ha sido el de 1990, cuando precisamente Broncos perdieron 55-10 contra los 49ers de San Francisco. Desde la primera jugada se marcó el rumbo del encuentro, un sorpresivo y extraño safety, luego de que el centro Manny Ramírez sacará el ovoide mal, lo que se convirtió en la anotación más rápida en la historia de este tipo de partidos, con apenas 12 segundos de acciones. El dominio de la defensiva de Seattle fue tan amplio que lograron, además del safety, dos intercepciones, una de ellas de retorno para anotación y una pérdida de balón. En total, los Halcones Marinos aprovecharon esas pérdidas para sacar nueve de los 22 puntos en la primera mitad. No solo eso, sino que desaparecieron a Manning, quien no registró un solo primero y diez en los primeros 19 minutos del partido. Incluso no se quitaron la blanqueada hasta la última jugada del tercer cuarto. Al final del duelo, Malcolm Smith fue nombrado “Jugador Más valioso”. Regresó una intercepción de 69 yardas para anotación y recuperó una pérdida de balón de Demaryius Thomas, para convertirse en el primer jugador defensivo que logra ese mérito desde Dexter Jackson, de los Bucaneros de Tampa Bay, en el Súper Tazón XXXVII. Al mismo tiempo, este título es el primer trofeo Lombardi para la franquicia de los Halcones Marinos y el primer campeonato para la ciudad de Seattle desde que los Super Sonics obtuvieron el título de la NBA en 1979. “Nos sentimos grandiosos por ello. Ha sido un año largo, pero el equipo realmente se invirtió en obtener esto, y ahora podemos decir que somos campeones mundiales. Es algo importante llevar esto de regreso a casa. Tenemos una gran afición. No puedo esperar a regresar a ellos para poder entregarles este trofeo”, expuso Pete Carroll, head coach de Seattle, quien también se convirtió en apenas el tercer entrenador en la historia en ganar un campeonato nacional colegial con USC y un Súper Tazón, uniéndose a los legendarios entrenadores Jimmy Johnson y Barry Switzer. Por su parte, John Fox, entrenador en jefe de los Broncos, dio todo el crédito al equipo de los Halcones Marinos por el triunfo ante sus pupilos. “Simplemente fueron mejores que nosotros en todos los aspectos. Fuimos incapaces de ejecutar desde el principio y no te puedes dar ese lujo frente a un gran equipo como el de ellos”, aseguró. “Hay una razón por la que Seattle tuvo a la defensiva número uno de la Liga. Hicieron mucho, con una combinación de presión y cobertura. Tienen una gran defensiva. Nada me sorprendió. Sabíamos que eran muy rápidos y estaban bien entrenados. Hicieron un gran trabajo” agregó Fox. Denver se convirtió en el primer equipo que pierde cinco Súper Tazones contra dos ganados solamente. Los Broncos perdieron en la edición XII ante los Vaqueros de Dallas 27-10, y en el XXI contra los Gigantes de Nueva York; en el XXII ante Pieles Rojas de Washington, y en el XXIV enfrentando a los 49ers de San Francisco. Para Manning, esta derrota fue la segunda, ganando solamente el primero que disputó ante los Osos de Chicago, perdiendo los dos últimos. Además, coloca su marca en postemporada en 11 ganados y 12 perdidos, dejando la duda si realmente está hecho para este tipo de encuentros, ya que en campaña regular gana todo, pero no sucede de la misma manera en postemporada. “No, no es vergonzoso, para nada. Yo nunca usaría esa palabra. La palabra vergonzoso es insultante, a decir verdad. Jugamos ante un gran equipo. Necesitábamos jugar realmente bien para poder ganar, y no nos acercamos a eso”, manifestó Manning, quien completó 34 de 49 pases para 280 yardas y un touchdown, pero fue interceptado en dos intercepciones. Cabe mencionar que Manning tuvo un rating de 24.4, siendo el más bajo de su carrera y el peor en un Súper Tazón desde 2006, cuando Rex Grossman tuvo 7.1, precisamente ante los Potros de Indianápolis. Mientras que el mariscal de campo de Seattle, Russell Wilson, afirmó que siempre confió en lo que podía lograr su equipo: “Hemos pasado por muchas cosas este año y todo comenzó con la derrota de la temporada pasada en playoffs, pero siempre mostramos una gran actitud, jugamos con una espina clavada y por fin pudimos sacarla”. El joven pasador logró levantar el trofeo Vince Lombardi en apenas su segunda temporada. “No lo hubiéramos logrado sin el jugador número 12. Ellos estuvieron increíbles con todos nosotros durante todo el año y nada más estamos esperando por el momento para llevar el trofeo a casa”, agregó Wilson, que completó 18 de 25 pases para 206 yardas. Tras el triunfo en el Súper Tazón XLVIII, el equipo de Seattle es el amplio favorito para repetir esta hazaña en la próxima temporada. Según los números en las casas de apuestas, los Halcones Marinos son favoritos nueve a dos, para obtener el bicampeonato, seguidos de los 49ers. En tercer lugar aparecen los subcampeones, Broncos. Por ahora, habrá que esperar si la historia se repite. Se mantienen en casa La directiva de los Cargadores de San Diego, anunció que no recurrirán a la opción anual que tienen en su contrato con el Estadio Qualcomm para salirse, por lo que continuarán en dicho escenario para la temporada 2014. El equipo del rayo y el Condado del San Diego han mantenido un contrato que inició en 2007, el cual puede ser terminado por el propietario del equipo, Dean Spanos, después de cada temporada. La familia Spanos ha decidido renovar su contrato con la intención de que el gobierno local pueda aprobar la construcción de un nuevo estadio en los próximos años. “El equipo continúa trabajando, de la misma manera en que lo ha hecho por más de una década, en soluciones para un estadio en San Diego, y no estaremos utilizando la cláusula para terminar el contrato en 2014”, señaló a los medios de comunicación Michael Fabiani, consejero especial de la familia. Los Chargers experimentaron una mejoría en el apoyo de los aficionados, en una sorpresiva temporada que los llevó a postemporada. Asimismo, el equipo anunció que durante este año, en apoyo a los aficionados, no subirán sus precios. (ZETA/Marcos A. Angulo Álvarez) Récords del Súper Tazón  XLVIII Durante la realización del juego por el título de la NFL, algunas marcas impuestas desde hace tiempo se vieron alcanzadas, incluso rotas. Para empezar, se dio la anotación más rápida en la historia de este duelo, al concretarse un safety en los primeros 12 segundos. De igual manera, se impuso marca con la ventaja que tuvo Seattle, ya que se fue al frente desde el arranque, por lo que se mantuvo arriba por espacio de 59 minutos y 48 segundos, tiempo máximo para un equipo en un Súper Tazón. Pete Carroll también se convirtió en apenas el tercer entrenador en la historia en ganar un campeonato nacional colegial y un Súper Tazón, uniéndose a los legendarios entrenadores Jimmy Johnson y Barry Switzer. Por parte de Denver, lograron varias marcas como la de más pases completos para un mariscal de campo, al sumar 34 envíos acertados Peyton Manning. Por lo mismo, el receptor Demaryius Thomas colocó nuevo récord de recepciones, con 13. Denver sumó su quinta derrota en un Súper Tazón, convirtiéndose en el máximo perdedor de la NFL. (ZETA/Marcos A. Angulo Álvarez-Enviado especial/East Rutherford)  

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio