Transan con equipo de Bomberos

Tranza_Bomberos_1_01.JPG
Reportajez BCS Sábado, 9 febrero, 2013 12:32 AM

Ayuntamiento de Tijuana compra a empresa fantasma A una empresa fantasma, dada de alta en el padrón de proveedores del municipio con un domicilio falso, el gobierno de Carlos Bustamante le compró a un sobreprecio de 21 millones de pesos, los 350 equipos estructurales que recientemente entregó al H. Cuerpo de Bomberos de Tijuana. Sin licitación de por medio, la millonaria compra se adjudicó directamente a Haros S. de R.L de C.V., propiedad de Jaime Haros Hernández, aun cuando otros proveedores cotizaron al XX Ayuntamiento artículos con las mismas características pero a un costo 30 por ciento menor. Este proveedor fue dado de alta en la administración de Jorge Hank Rhon en el registro de vendedores en 2005, y lo mismo comercializa artículos de jardinería que señalamientos, pinturas, chalecos antibalas o, como es el caso, uniformes de seguridad para bomberos. Jaime Haro Hernández fue localizado vía telefónica en la Sección Amarilla, donde se anuncia en la categoría de Casas de Huéspedes, con domicilio en Balcones de La Presa, en Tijuana. — ¿El señor Jaime Haro Hernández?  “Sí, ¿diga?”. — Le habla Isabel Mercado, soy reportera del Semanario ZETA de Tijuana. “Sí, diga”. — ¿Con Usted el municipio de Tijuana hizo la adquisición de unos equipos de bomberos? “¿Por qué la pregunta, señorita?”. — Porque estoy haciendo una nota sobre eso y me lo ponen a Usted como proveedor. “¡Ah, qué caray!, pues lo vendió una compañía… ¿quién le dio mi teléfono?”. — Yo lo rastree. “Ah, bueno… okey…entonces muchas gracias, señorita…hasta luego”. — Oiga, pero quiero hablar… Del otro lado de la línea solo se escuchó el click del teléfono. No es la primera vez que se le asigna una compra directa, ni el gobierno de Bustamante ha sido el único en hacer negocios con éste distribuidor; Haro Hernández también ha hecho negocios con el Ayuntamiento de Playas de Rosarito y La Comisión Estatal del Agua de Jalisco, donde también se encuentra dado de alta. Que en el domicilio donde oficialmente se encuentra registrada la empresa opere un taller de costura de uniformes escolares y desconozcan la existencia de Jaime Haro Hernández, parece poco importar a las autoridades, particularmente a las de Tijuana, las cuales ya han signado con él varios convenios de compraventa de montos nada modestos. La compra El 10 de enero de 2013 el alcalde Carlos Bustamante Anchondo hizo entrega de 350 equipos a los traga humo, para ello dijo, desembolsó los 21 millones de pesos del erario que el 17 de agosto de 2012 aprobara Cabildo para la adquisición de ropa de trabajo y protección a Bomberos. La inversión se autorizó justo una semana después que un bombero de Tijuana resultara con quemaduras graves en un incendio que combatía; la falta de equipo adecuado le valió el tener que ser trasladado a la ciudad de México para su atención médica. Por ello el nuevo equipo se adquirió “…con la más alta tecnología”, “la entrega de este equipo es un esfuerzo que el gobierno municipal está realizando para garantizar la seguridad de los Bomberos”, refirió el munícipe al momento de realizar su entrega simbólica. Y efectivamente, de acuerdo a diversos distribuidores, su calidad es de lo mejor en el mercado, pero su precio dista mucho del costo real en el mercado. Conformado por chaquetón y pantalón con la característica PBI Matrix (de mayor seguridad), ambas piezas se cotizan a un precio de mil 689 dólares; los guantes oscilan en 98 dólares; el casco en 265 dólares; escafandra marca Majestic en 32 dólares; y las botas, que por primera vez se adquieren de piel, fueron cotizadas en 349 dólares, de acuerdo a una consulta realizada por ZETA. En suma, cada uno de los 350 equipos estructurales adquiridos puede obtenerse a un precio de dos mil 627 dólares, sumando el .08 por ciento del impuesto vigente en California, donde se encuentran los distribuidores más cercanos de Lion Janesville, empresa fabricante de estos uniformes. Al momento que el Ayuntamiento requirió la cotización, en noviembre de 2012, el tipo de cambio oscilaba en los 13 pesos, por lo que la compra en conjunto de los 350 equipos, sin considerar un precio preferente dado el volumen, habría resultado en 11 millones 955 mil 762 pesos, a lo que solo habría que sumar el costo de importación para ser entregados en Tijuana, lo cual, “si consideráramos un máximo sería un 20 por ciento en relación al monto total de la compra”, compartió uno de los distribuidores de Lion Janesville. Eso significa que el costo de los 350 conjuntos estructurales de bomberos es de 14 millones 347 mil pesos, aproximadamente. Si bien es cierto al chaquetón se le adicionaron alrededor de 10 accesorios, el incremento en el costo total no representa una inversión mayor a los 15 millones de pesos, lo que indica que el municipio de Tijuana realizó la compra a un sobreprecio de 6 millones de pesos. Uno de los proveedores del municipio que fue desdeñado en la adjudicación expuso a ZETA que los precios entre uno y otro distribuidor sí varía, pero en porcentajes mínimos, no en la proporción que significó esta compra, por la que se pagó casi un 30 por ciento más del precio en el mercado. Recomendación ignorada Al avalar el cabildo el dictamen XX-HDA-147/2012, la ampliación de 21 millones de pesos a la Dirección de Bomberos para la adquisición de 324 uniformes, algunos de sus integrantes efectuaron recomendaciones antes que se realizara la compra. El regidor Francisco Alberto Gómez Medina conminó a: “…se sometiera aquí a votación que se revise bien la cuestión de los números, yo creo que puede haber una revisión, creo que pueden mejorar los precios, estamos hablando de 21 millones de pesos…que se considere también una revisión a fondo de los costos de los precios…”.</p> Entonces el alcalde intervino: “Te adelanto que ya se les consultó (a los bomberos) y es el equipo que ellos escogieron, no nosotros, y se va a licitar…”. Evidentemente Carlos Bustamante no cumplió su palabra, pues la adquisición fue directa. A principios de noviembre de 2012, a través de Sindicatura Municipal se requirieron cotizaciones de equipos para bomberos, se solicitaron los uniformes más caros, “lo mejor que hubiera en el mercado”, solicitó Daniela Peralta, empleada de la citada dependencia, al momento de urgir la valoración, “pues un distribuidor había colgado al municipio con la entrega”. Nada se supo de esa intención de compra, hasta el 10 de enero de 2013, día que se hizo entrega del moderno equipo, aunque incompleto porque los cascos los bomberos los recibieron dos semanas después. Sobre todo, en el acto público se hizo hincapié de los 21 millones de pesos invertidos en tal adquisición. La adjudicación fue directa, “por tratarse de equipo de seguridad”, advirtió Enrique Fábregas, jefe de Adquisiciones en Oficialía Mayor, quien a través de la vocera de la Secretaría de Administración y Finanzas destacó que la transacción comercial se realizó con una empresa formal, “una empresa seria, con oficinas bien establecidas, no como las de otros distribuidores”, enfatizaría. Al buscar los datos de la empresa Haros S. de R.L. de C.V., la dirección con la que está dada de alta en el padrón oficial de proveedores del H. Ayuntamiento de Tijuana es la de: José María Mercado y Guadalupe Victoria, número 2293, en la colonia Guerrero de esta ciudad, justo donde se encuentra un taller de costura de uniformes escolares, denominado Tejidos del Norte. Los trabajadores de este negocio indicaron a ZETA tener años laborando en esa dirección y desconocer a Jaime Haros Hernández, propietario de la empresa Haros. Asiduo proveedor En el padrón de distribuidores de Tijuana, Jaime Haros Hernández está dado de alta como representante de tres distintas empresas, todas a su nombre pero solo una formalmente constituida en el Registro Público de la Propiedad (RPP), Representaciones Aliestro, S.A. de C.V., cuya razón social es RAL060117D6. Las otras dos, Jaime Representaciones Aliestro, HA4J500327CYA; y Distribuidora Haros S. de R.L. de C.V., con razón social DAH1009O1S51; no aparecen en el RPP. Las tres empresas se ubican en la misma dirección de la colonia Guerrero, es decir, carecen de domicilio real. Aun así, el 18 de marzo de 2011, el gobierno de Carlos Bustamante adquirió a Distribuidora Haros S. de R.L. de C.V. 320 uniformes forestales para uso de personal operativo de la dirección de Bomberos, a un costo de 702 mil 080 pesos, sin incluir el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Esta compra sí se licitó, pero no se informó sobre los otros participantes del concurso. El 14 de junio de ese mismo año, el gobierno local le adjudicó a Distribuidora Haros la compra directa de material diverso para uso de máquinas extintoras a un precio de un millón de pesos, con IVA incluido. De acuerdo al historial de proveedores del Ayuntamiento de Tijuana, el gobierno de Carlos Bustamante no fue el primero en hacer negocios con Jaime Haros Hernández, de hecho su relación como proveedor del municipio inició en 2005, año en el que fue dado de alta como tal, durante la administración de Jorge Hank Rhon. Fue en el periodo como alcalde del ex inquilino del penal del Hongo cuando mayor número de transacciones se registraron con este distribuidor, así lo muestran las siguientes operaciones comerciales: Durante 2006 Jaime Haro Hernández fue beneficiado con cinco adjudicaciones directas, una de ellas referente a la adquisición de señalamientos para la Dirección de Obras Públicas Municipales a un precio de 660 mil 840 pesos; posteriormente, a la misma dependencia le surtió material para ingeniería a un costo de 660 mil 840 pesos; para cerrar con una tercera compra de material eléctrico a razón de 338 mil 754 pesos. Otra adjudicación fue para abastecer de equipo de talleres a la Secretaría de Seguridad Pública, por 393 mil 349 pesos; para concluir ese año su relación comercial con la venta de ropa de seguridad para la Dirección de Bomberos por un monto de tres millones 405 mil pesos. El 17 de febrero de 2006 Haro Hernández obtuvo, por licitación pública, el derecho de vender al municipio 148 chalecos antibalas a un precio de 696 mil pesos. Además del gobierno de Tijuana, Jaime Haro Hernández se encuentra registrado, a través de Representaciones Aliestro S.A. de C.V. en el padrón de proveedores del Ayuntamiento de Playas de Rosarito, bajo el rubro de: “Compra, venta y distribución de material para la construcción, riego, industrial y mecánico; herramientas industriales, alumbrado público, equipo de policía y bomberos, señalamientos viales y vialidades, pintura, tráfico”. Asimismo, en la Comisión Estatal del Agua de Jalisco fue encontrado en el padrón de distribuidores desde el 2008, en el que se registró como distribuidor de equipo de seguridad pública y bomberos. Equipo obsoleto Con 14 estaciones  (13 de Bomberos y una de Salvavidas), además de una central, el H. Cuerpo de Bomberos operó en 2012 con un presupuesto de 116 millones de pesos, a los que se sumaron los 21 millones gastados en la adquisición de los 350 equipos estructurales. Aun con la entrega de los uniformes, las necesidades de la institución siguen siendo múltiples, pero el presupuesto que maneja para solventarlas no es suficiente, expuso su director, Carlos Martínez. Mientras el municipio adquirió a un sobreprecio los equipos estructurales, los bomberos de Tijuana operan con maquinaria que data de más de 25 años, “el aquejo es de maquinaria, se opera normalmente, pero sí se ocupa un reemplazo por la maquinaria ya vieja”, anotó el funcionario. Y aunque ponderó el apoyo recibido por el actual gobierno, admitió que las necesidades de la institución son mayores, por lo que mejor le apuesta a la inventiva para hacer rendir los 125 millones que les son asignados en promedio al año, de los cuales el 87 por ciento se va a nómina. Con solo un margen de un 13 por ciento para atender las necesidades de mantenimiento y operación “sí se merma la operación de la seguridad en cuanto a prevención de incendios, por eso es importante el recurso, pero también la visión de adaptarnos a lo que se necesite”, subrayó Carlos Martínez.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio