Carlos Bustamante, deudor embargado


 
Reportajez BCS Sábado, 28 Julio, 2012 01:29 AM

Carlos Bustamante Anchondo, alcalde de Tijuana, dista mucho de ser un empresario audaz. Su historial revela a un hombre de negocios sobre-endeudado que, tan solo en los últimos años, ha logrado subsanar algunas de sus múltiples hipotecas, pero que sigue siendo embargado, ahora hasta por el fisco, pues el incumplimiento tanto en sus compromisos crediticios como en su contribución pública, son una constante para el actual presidente municipal de Tijuana. Como hombre de negocios, Bustamante ha incursionado en el área de servicios, industria y telecomunicaciones; preside el Consejo de Inmuebles Especializados Matrix,  Inmuebles y Fraccionamientos de Tijuana, S.A. de C.V.; Consejo de Administración de Plaza Agua Caliente, que a su vez administra el Grand Hotel de Tijuana y Hotel El Conquistador. De igual manera, participa en la rama inmobiliaria, pero las hipotecas, juicios mercantiles y embargos que por dos décadas ha arrastrado, dan cuenta de su poca habilidad en la materia. En los 90s, Bustamante Anchondo contrajo numerosos contratos crediticios, todos en dólares, para refinanciar sus negocios o adquirir propiedades, valiéndose de hipotecas que en muchos de los casos, hicieron que gran parte de su patrimonio le fuera embargado. Fue en ese periodo cuando ingresó en la lista de deudores rescatados por el Fondo Bancario de Protección al Ahorro (FOBAPROA), como él mismo lo confirmó en el debate que sostuvo el 21 de mayo de 2010 con Carlos Torres, cuando ambos eran candidatos a la presidencia de Tijuana. En la lista de agraciados de este fondo quedó marcado con el código 3124, por la cantidad de 8 millones 53 mil 541 pesos.   Liberación ambigua   Es a partir de 2001 que Bustamante logró rescatar 20 inmuebles hipotecados a Bancomer, Banca PROMEX, S.A., o Banca Serfin, instituciones que en su momento lo financiaron. Nada más en Banca Serfin, S.A., hoy Banca Serfin S.A., Institución de Banca Múltiple Grupo Financiero Serfin, el alcalde tijuanense reconoció adeudar 3 millones 750 mil dólares, de los cuales en marzo de ese año canceló un monto de 200 mil dólares. Con ello logró la liberación del 100 por ciento de las propiedades hipotecadas, entre éstas, tres lotes del Parque Industrial Internacional Tijuana, dos en San Antonio de los Buenos, y uno en Cumbres de Juárez y dos más en el fraccionamiento Chapultepec. También fueron liberadas las hipotecas de un lote en el polígono conocido como Rancho Hermanos Pérez, así como sus derechos de copropiedad de tres inmuebles en la colonia Dávila y varias fracciones de terrenos ubicados en diversos puntos de esta ciudad. En el municipio de Rosarito fueron canceladas las hipotecas de una unidad en un condominio, situada en el fraccionamiento turístico La Paloma, mientras que en Ensenada se liberaron los lotes 1 y 2 del Centro Comercial Misión. También en 2001, rescató del embargo el Hotel El Conquistador, luego de un convenio judicial contraído con BBVA Bancomer a través de SLC Industrial S.A de C.V. por dos créditos: uno del orden de un millón 986 mil dólares, y otro por 595 mil dólares. Otra liberación imprecisa de inmuebles embargados a Bustamante, se dio el 23 de febrero de 2009, cuando Basilisk Inmobiliaria Cinco, S. de R.L. de C.V., adquirió de Banco Santander, S. A., Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero Santander (antes Banco Santander Serfin, S.A., Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero Santander Serfin), mediante contrato de cesión onerosa de derechos fideicomisarios, el local comercial  número, módulo C, con una superficie de más de mil metros cuadrados, perteneciente al Centro Comercial Misión de Ensenada, Baja California, hipotecada desde 1996 a favor de Banca Serfin. Ese mismo año, Bustamante requirió un crédito a Banca Serfin por un millón 200 mil dólares, para la compra de los locales 8 y 9 módulo C del citado complejo comercial. El banco estableció en favor del mandatario una apertura de crédito simple con garantía hipotecaria, hasta por la suma de un millón 2010 mil dólares, cuya cantidad podría ser descontada en su totalidad con Nacional Financiera, Sociedad Nacional de Crédito, dentro del Programa para la Micro y Pequeña Industria. No obstante las facilidades crediticias concedidas al empresario, éste incumplió con el pago del empréstito y los intereses generados por la mora, por lo que dos años después, los inmuebles le fueron embargados por quien entonces se denominaba Banca Serfin. Para ello se generó un Fideicomiso Traslativo de dominio, en beneficio de la institución financiera. Luego de 12 años, el 17 de diciembre de 2010, el notario público Número 4 de Ensenada, Ángel Saad Said, requirió la cancelación del gravamen de la cédula hipotecaria del local comercial 8 C del Centro Comercial Misión, solicitud que le fue concedida “en virtud de haber transcurrido a la fecha en demasía el término de tres años que la Ley prevé en su Artículo 2899, Fracción VI, del Código Civil vigente en el Estado”. Posteriormente, el 16 de febrero de 2011, el inmueble fue vendido a Kurtz Pagovich Giselle y Shrem Achar Braham, fungiendo como fiduciaria Banca Mifel S.A. Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero Mifel, en el fideicomiso 1056/2009.   Contribuyente incumplido   El 20 de diciembre de 2010, a menos de tres semanas de haber rendido protesta como presidente municipal de Tijuana, Carlos Bustamante Anchondo fue embargado, vía administrativa, por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), al incumplir con sus contribuciones tributarias federales, derivadas de su actividad empresarial. El “predio rústico” donde se ubica el Hotel El Conquistador, propiedad del alcalde, fue incautado por falta de pago de un monto acumulado de 2 millones de pesos por concepto de Impuesto sobre la Renta, pagos provisionales personas morales y físicas por actividad empresarial y profesional, Impuesto al Valor Agregado, así como recargos y multas impuestas por infracciones a las leyes tributarias federales. El bien embargado por la vía administrativa fue identificado como Lote de Manzana de Terreno Número 6 del Predio Rústico Agua Caliente, Manzana 6, Colonia Aviación en la Zona Centro, de una superficie de 7 mil 405 metros cuadrados, con un valor comercial de 97 millones 951 pesos. Previamente, el SAT había notificado sobre la aplicación de la requisición el 26 de julio y 31 de diciembre de 2010, por lo que ambas partes acordaron la disposición de un bien en garantía. En este caso el predio donde se asienta el Hotel El Conquistador, inmueble del que Carlos Bustamante Aubanel, hijo del alcalde, quedó como depositario, concediendo el SAT un lapso de 12 meses al deudor para cumplir el requerimiento de pago, o en su defecto ampliar la garantía de embargo aceptada por la dependencia federal. Lejos de que Bustamante Anchondo cumpliera con su pago, la administración local del SAT inscribió el acta de embargo ante el Registro Público dela Propiedad el 11 de enero de 2011, sin que hasta la fecha haya sido cancelada. La morosidad en las contribuciones al fisco por el actual presidente municipal de Tijuana no es nueva. El 14 de junio de 1997, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público llevó a cabo otro embargo administrativo en contra de Carlos Bustamante, como representante de la empresa Grupo Bustamante. El monto requerido por Hacienda era de 842 mil pesos, y para garantizar su pago, incautó un predio rústico con superficie de 82 mil 934 metros cuadrados, ubicado en San Antonio de Los Buenos, de acuerdo al acta de embargo suscrita en el Registro Público de la propiedad el 16 de mayo de 2001. Pero Bustamante no solo ha incumplido con el fisco federal, también ha dilatado sus aportaciones al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por lo que lo requirió en 2006 por la cantidad de 91 mil 860 pesos, por importes no cumplidos por la empresa SLC Industrial, S.A. de C.V., de la que Bustamante fungía como socio. Ante la nula respuesta en los requerimientos de pago, el IMSS procedió el 12 de junio de 2006 a embargar un lote ubicado en el fraccionamiento Cumbres de Juárez de Tijuana, de 4 mil 592 metros cuadrados. El acta de embargo quedó inscrita bajo la partida 5476606, sin que a la fecha haya sido cancelada.   Matrix   Para muchos, la raíz de los quebrantos financieros de Carlos Bustamante Anchondo ha sido la deuda de 22 millones de dólares, contraída en 1996 con Banco Nacional de México, S.A. Compromiso financiero en el que dispuso a Plaza Agua Caliente como garantía hipotecaria. En enero de ese año, el ahora alcalde de Tijuana y Carlos Bustamante Labastida, en representación de las empresas denominadas Inmuebles Especializados Matrix, Sociedad Anónima de Capital Variable, Matrix Aeronáutica S.A. de C.V. y de Plaza Aguacaliente S.A. de C.V., suscribieron un contrato de apertura de crédito simple, con garantía hipotecaria con la citada institución crediticia, integrante de Grupo Financiero Banamex Actival.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio