País de mentiras


 
Jueves, 1 Enero, 1970 12:00 AM

1.- Cuando creímos que, una vez concluido el proceso electoral intermedio, nos habíamos salvado del bombardeo de spots en todos los medios de comunicación, pues resulta que no; seguimos siendo atacados por los partidos políticos que “agradecen” nuestro voto, nos recuerdan cuán buenos son y al mismo tiempo, se les unen el INE, los gobiernos estatales, los poderes legislativo y judicial, así como el gobierno federal con su “cantaleta Reformadora y movedora de México”. Bueno, hasta uno de los partidos al que está por confirmarse su pérdida de registro continúa promoviéndose como una de las mejores opciones; o qué tal la cancioncita pegajosa del Movimiento Ciudadano que sigue en campaña; los mismos spots con tono naranja, eso sí, muy rítmicos. Algunos otros partidos, gobiernos de los estados y el mismo gobierno federal acompañan (interrumpen) la programación con sus “bellezas naturales”, las “bondades” de sus programas y los “logros” de las reformas promovidas por la presidencia de la república. Total, que no nos salvamos de los spots; ¿Pueden engañarnos haciéndonos creer que las cosas van mejorando? ¿A qué país se refieren? ¡Ahora resulta que todo lo bueno que pasa en México es “resultado de las reformas”! Más y mejores empleos, inversión extranjera, confianza en el país, resultados todos de las reformas promovidas desde la presidencia y aprobadas por  diputados y senadores de los partidos políticos firmantes del Pacto por México. ¿Y dónde quedaron los intereses de los ciudadanos? Pues, como siempre: olvidados, traicionados, engañados y para colmo, perjudicados. ¿Y la pobreza de la mayoría de los mexicanos? ¿Qué hay del hambre que padecen millones? ¿Y la mala –malísima– economía que se sufre a lo largo y ancho del país? Pues nada, como la clase gobernante no la resiente, no les preocupa mucho, y por ahí andan haciéndole caravanas y condecorando a gobernantes y realeza extranjera, viajando a todo lujo y glamour. Lo mismo sucede con los órganos electorales, los que administran justicia electoral con la Suprema Corte de Justicia de la Nación. No hay día que no se promocionen como los defensores de las leyes y protectores de los derechos de todos; aunque la ONU y las ONGs en sus informes los contradiga y se sientan ofendidos por ello. Así pues, seguimos viviendo en un país de spots publicitarios, en uno donde las cosas son de un modo en las leyes y se hacen de otro distinto en la realidad cotidiana, en un país de mentiras, gobernado por mentirosos y corruptos, y por desgracia, de millones de apáticos que siguen soportándolo, si acaso expresan su inconformidad con chistes y memes en las redes sociales pero, hasta ahí… P.D.- Un año ya de la matanza de Tlatlaya y poca claridad en tan grave asunto. Los 43 de Ayotzinapa van que vuelan a cumplir un año de –tal cual– desaparecidos. El olvido va ganando terreno. P.D.2.- La salud de “Enriquepeñanieto” de nuevo en riesgo apenas hace unos días, dicen que está muy recuperado. Agradeció por ello, las atenciones y los esmerados cuidados de quienes lo intervinieron. Aunque la respuesta es conocida, vale la pregunta: ¿Por qué no se atiende en el IMSSS o en el ISSSTE? Óscar Hernández Espinoza es egresado de la Facultad de Derecho por la UABC y es profesor de Cultura de la Legalidad y de Formación Cívica y Ética en Tijuana. Correo: profeohe@hotmail.com

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio